Salud

Síndrome de muerte súbita del lactante: una enzima en la sangre podría descubrir quién está en riesgo

síndrome muerte súbita bebé
Un reciente estudio sobre la muerte súbita del bebé podría relacionar el riesgo con una enzima

Podría haber un punto de inflexión fundamental en la prevención de la muerte súbita o el llamado síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS por sus siglas en inglés) según un estudio reciente. De hecho,  la presencia de un biomarcador en la sangre podría determinar qué niños son potencialmente más susceptibles, ya desde el nacimiento. Un estudio que resulta muy importante si tenemos en cuenta que la muerte súbita de los bebés a los pocos meses de haber nacido afecta a uno de cada 1.000 bebés en España según datos de la Asociación Española de Pediatría. También la incidencia es importante en otros países (de 05,/1000 en Estados Unidos o 300 en Reino Unido).

El estudio sobre SIDS

El estudio que se publicará en The Lancet en junio de 2022 investigó el tema del riesgo de SIDS . La muerte de cuna, recordemos, es la muerte súbita y completamente inesperada del infante , generalmente mientras duerme, sin causa alguna. Es una de las principales causas de muerte en niños pequeños y solo parece ser parcialmente predecible. A lo largo de los años, la investigación se ha centrado en los factores de riesgo, especialmente los ambientales : la exposición al humo del cigarrillo, el aire viciado de la habitación donde duerme el niño, el sueño compartido, dormir boca abajo o incluso los objetos en la cuna parecen estar entre los elementos que se repiten con más frecuencia en los casos de muerte súbita del lactante.

La prevención , por lo tanto, juega un papel fundamental para intentar evitar esta patología, pero a pesar de las buenas prácticas ahora implementadas por los padres, la muerte súbita todavía representa la mitad de las muertes entre los niños pequeños en Occidente.

Modelo de triple riesgo

Los estudios a lo largo de los años han establecido que este es un evento que ocurre por varios factores y no solo por uno, y en particular hablamos de un “modelo de triple riesgo”, es decir, puede incluir razones de estrés, un período particular de desarrollo del niño, sino también un niño que es inherentemente más vulnerable .

La última investigación que podría representar un importante punto de inflexión en la prevención del SIDS se ha centrado precisamente en las características de los recién nacidos y en concreto en una enzima: la butirilcolinesterasa (BChE).

Los investigadores tomaron muestras de sangre de 722 bebés recién nacidos. De estos, 26 murieron más tarde de SIDS . Estos mismos bebés tenían niveles muy bajos de BChE al nacer, lo que abre la puerta a una hipótesis que podría cambiar totalmente la forma en que se previenen las muertes súbitas.

Detección para todos los recién nacidos

Si estudios adicionales confirman un mayor riesgo de SIDS para bebés con niveles bajos de BChE , puede ser útil extraer una muestra de sangre para cada bebé en forma de evaluación de recién nacidos . Todavía está por entender cómo se tratará esta deficiencia para evitar efectivamente la muerte súbita.

En cambio, estudios previos habían planteado la hipótesis de una correlación entre algunas mutaciones genéticas y un mayor riesgo de SIDS . En cualquier caso, es imperativo que se continúe con el trabajo de investigación para reducir aún más las muertes súbitas.

Lo último en Bebés

Últimas noticias