Dar el biberón en lugar del pecho incrementa las posibilidades de que el bebé sea zurdo

dar el biberón
Dar el biberón en lugar del pecho incrementa las posibilidades de que el bebé sea zurdo
Comentar

Esa es la conclusión a la que se ha llegado con un nuevo estudio sobre bebés

Numerosas son las investigaciones que se llevan a cabo de forma periódica y que giran en torno a los pequeños. Precisamente una de esas es la que ahora ha conseguido convertirse en noticia. Nos estamos refiriendo a una que ha venido a concluir que dar el biberón en lugar del pecho incrementa las posibilidades de que el bebé sea zurdo.

Sigue leyendo y conoce todos los datos al respecto.

El estudio

Investigadores de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, son los que han llevado adelante el trabajo que ahora ha saltado a los medios de comunicación. Nos estamos refiriendo a un estudio en el que se ha procedido a analizar a algo más de 60.000 madres e hijos de distintos países en relación a aspectos tales como las funciones cerebrales.

Philippe Hujoel es el principal responsable de la investigación, publicada recientemente en la revista “Laterality: Asymmetries of body, brain and cognition”. Con la misma lo que se pretendía era conocer si la duración del tiempo que se le daba el pecho al bebé influía en si era zurdo o no.

Principal conclusión sobre dar el biberón en lugar del pecho

dar el biberón
Interesantes resultados obtenidos sobre la lactancia

Como te hemos dado a conocer al comienzo del artículo, la principal conclusión a la que se ha llegado es al hecho de que se considera que dar el biberón en lugar del pecho incrementa las posibilidades de que ese bebé sea zurdo.

A ese resultado se ha llegado a través del análisis de las personas participantes. En este sentido, su principal autor ha manifestado que “la investigación arroja luz sobre cuándo la región del cerebro que controla la habilidad se localiza en un lado del cerebro, un proceso conocido como lateralización cerebral. Posiblemente, según la investigación, la lactancia viene a optimizar esa lateralización para convertirse en diestro o zurdo”.

En concreto, estos resultados son los más interesantes obtenidos al respecto:

  • Los menores a los que se les da el pecho menos de un mes tienen un 9 % menos de posibilidades de ser zurdos.
  • Los pequeños que toman el pecho entre 1 y 6 meses tienen un 15 % menos de probabilidades de escribir con la mano izquierda.
  • Los bebés que disfrutan de la lactancia materna por más de 6 meses cuentan con un 22 % menos de posibilidades de ser zurdos.

Eso sí, de la misma manera, se ha venido a indicar en el citado informe que hay que dejar constancia que no significa que la lactancia sea la responsable única de que un niño sea diestro o zurdo. En concreto, se establece que esa característica está determinada en parte por factores genéticos y, además, se viene a fijar durante lo que es la gestación.

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto, merece la pena que conozcamos otros datos interesantes al respecto como son estos:

  • Además del estudio llevado a cabo que nos ocupa que determina que influye la lactancia, el ser zurdo, como hemos expuesto también, depende en gran medida de los genes y según distintas investigaciones es un rasgo también muy familiar. No se hereda tanto como la altura o el color de ojos, por ejemplo, pero parece ser que en cierta medida es influencia de esa herencia. Eso sí, no hay que olvidar que hay casos de gemelos en los que, aunque tienen los mismos genes y han compartido embarazo, uno es zurdo y el otro diestro.
  • Existen distintas singularidades y curiosidades sobre quienes escriben con la izquierda que pueden resultar interesantes. Así, por ejemplo, se determina que poseen mayor capacidad espacial, son muy creativos, poseen una gran agilidad mental y gestionan peor lo que son sus emociones. De la misma manera, se destaca que se considera que en cada país hay un 10 % de la población que es zurda, que hay más niños zurdos que niñas o que los pequeños que lo son se considera que empiezan antes a hablar.
  • La ciencia, a través de distintas investigaciones llevadas a cabo, viene a determinar que los zurdos suelen presentar más dificultades de aprendizaje tales como la dislexia, la hiperactividad o el llamado déficit de atención.

Últimas noticias