Urdangarin: “¿El duque emPalmado? Es la forma bromista y jocosa con la que me expreso ante mis amigos”

iñaki-urdangarin-juez
Vídeo de la comparecencia de Iñaki Urdangarin ante la juez

Iñaki Urdangarin aseguró ante la juez que firmar sus correos electrónicos como “el duque emPalmado” es solo una “forma bromista y jocosa” con la que se expresa ante sus amigos.

Estos son los vídeos de la declaración judicial de Iñaki Urdangarin. Las imágenes corresponden a la vista oral celebrada en Barcelona el 16 de julio de 2013, a raíz de la petición que Urdangarin había planteado para que el juez prohibiera a los periódicos difundir varios correos electrónicos “íntimos”, en los que se dejaba entrever una relación de infidelidad.

Durante la sesión, el marido de la infanta Cristina tuvo que responder a las preguntas de los abogados de varios medios de comunicación, que lograron ponerle en apuros repetidamente.

La letrada Cristina Peña, representante de Unidad Editorial, preguntó a Urdangarin por qué no había pedido antes medidas cautelares similares para evitar que se difundieran emails como el que firmaba “el duque emPalmado”, en una alusión de dudoso gusto sobre su título de Duque de Palma.

El mensaje al secretario de las infantas

“Sobre los emails que yo pueda escribir de manera jocosa o bromista…”, comenzó a responder Urdangarin, en tono dubitativo, sorprendido por la pregunta, “yo me comunico así con las personas a las que envío mis correos. Hasta ese momento no encuentro que los correos más de broma, de lenguaje jocoso, dañen mi intimidad”.

“Sí me hacían daño”, se corrigió a continuación, como se puede escuchar en el vídeo, “pero tampoco entendía que era el momento de poner una demanda. Cuando ya veo que las insinuaciones son hacia mi vida personal, que pueden afectar a mi familia, entonces sí que creo que era el momento de actuar”.

La pregunta se refería al polémico email que Urdangarin envió en julio de 2003 al secretario de las infantas, Carlos García Revenga, que reproducimos en esta página.

duque-empalmado
Email firmado por Urdangarin como “duque emPalmado” y dirigido al secretario de las Infantas, Carlos García Revenga.

Las medidas cautelares que debía resolver la juez en esta vista se referían expresamente a la difusión de varios correos electrónicos que Urdangarin había cruzado con una mujer, en unos términos extraordinariamente cariñosos, de los que se podía desprender una relación de infidelidad.

Pero la letrada Cristina Peña quiso ir más lejos y preguntó al yerno del Rey Juan Carlos por qué no había impedido la difusión de otro email “con un alto contenido erótico, en relación con un equipo ciclista, un grupo de mujeres desnudas de cintura para arriba, en el que usted expresa que va a cambiar de curro y se va a dedicar a entrenar de estas señoras”.

Iñaki Urdangarin había acudido a la sala de vistas con la lección buen aprendida, y respondió apelando al mismo argumento: “Es una forma bromista y jocosa de comunicarme con unos destinatarios, que no afecta directamente a mi intimidad“, indicó en alusión al email en el que había bromeado sobre la foto de un equipo de mujeres ciclistas desnudas. Por tanto, alegó, no consideró necesario pedir a la Justicia que impidiera su difusión.

Finalmente, el tribunal aceptó las pretensiones del Urdangarin y prohibió a los ocho medios de comunicación contra los que se dirigía su demanda difundir los correos electrónicos referidos a supuestas infidelidades que podían afectar a su intimidad.

El próximo lunes, 11 de enero, se celebra en Palma de Mallorca la vista previa del juicio del caso Nóos: durante varios meses, se sentarán en el banquillo Iñaki Urdangarin, su esposa Cristina de Borbón y varios ex altos cargos de los gobiernos autonómicos de Baleares –entre ellos, el ex presidente Jaume Matas–, Madrid y la Comunidad Valenciana, acusados del desvío de fondos públicos a favor de la Fundación y las empresas creadas por el entonces duque de Palma.

Últimas noticias