Celaá posee un patrimonio inmobiliario con su marido de casi 4 millones, 20 veces más de lo que declaró

Isabel Celaá, portavoz del Gobierno.
Isabel Celaá, portavoz del Gobierno.
Comentar

El patrimonio inmobiliario de la ministra de Educación, Isabel Celaá, asciende ya a casi 4 millones de euros. Una valoración compuesta por pisos, chalés, fincas y caseríos que suma 20 veces lo declarado por la propia ministra y portavoz del Gobierno en su declaración oficial de bienes en el BOE. Y es que en su ficha oficial de supuesta transparencia tan sólo anotó 195.408 euros.

Según ella y su Gobierno, esa cifra de 195.408 euros es perfectamente válida porque Celaá asegura que ha incluido la valoración catastral, cuando, en verdad, lo que tiene que consignar es el valor real. Porque ni la ley, ni el reglamento, ni el modelo exigido de declaración de bienes y publicado en el BOE hacen alusión alguna a que esa valoración deba ser la catastral. Todo lo contrario, el preámbulo de la norma exige que la valoración e información plasmada sea “transparente” y “comprensible” por cualquier ciudadano.

Pero, además, la realidad es que hasta la propia valoración catastral ha contado con una trampa. La ministra y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha ocultado hasta el final un última inmueble de lujo en su declaración oficial de bienes: uno compuesto por dos pisos unidos en uno con una superficie de más de 310 metros cuadrados en el barrio más lujoso de Guecho y en un histórico palacete vasco -Casa Tangora- situado a escasos metros de la Playa de Ereaga, una de las más selectas de todo el País Vasco.

La casa de Neguri de 310 m2 está valorada en 2 millones de euros

La valoración real de una casa de este estilo en este barrio de absoluto lujo ronda los 2 millones de euros. Pero Celaá ha decidido incluirlo por un valor más redondo: cero euros. ¿Cómo lo ha conseguido? Con una treta: porque el Catastro aún no ha valorado los bienes por proceder de remodelaciones de las fincas: de hecho el piso de la ministra procede de la unión de dos viviendas diseñadas inicialmente por la promotora que ha restaurado el viejo palacio.

El truco ha sido sencillo pero eficaz. Al menos durante un tiempo. Ella firmó la compra de la mansión el 30 de julio de 2018, dos meses antes de que se publicara en el BOE la declaración oficial de bienes –29 de septiembre-. Pero el registro, según índica la fecha oficial de anotación, no ha tenido conocimiento de la escritura notarial de compra venta hasta el 9 de octubre, es decir, unos días después de que se hubiera hecho pública ya la declaración de bienes.

Y como el Catastro debe esperar a tener conocimiento pleno de la dimensión y composición de la nueva finca oficializada ante el Registro, no ha podido evaluar el valor por el momento. Resultado: el valor consignado figura como cero.

La vivienda de Neguri, para colmo, ha sido puesta en el Registro de la Propiedad a nombre de su marido, José Ignacio Aspichueta Larruscain: la ministra aparece como cónyuge por encontrarse en régimen matrimonial de gananciales.

Isabel Celaá

La última adquisición del imperio inmobiliario de Celaá es una vivienda que ocupa toda la planta del palacete de Casa Tangora en Guecho, con “una superficie construida aproximada, incluida la parte proporcional de elementos comunes, de 310 metros con 47 decímetros cuadrados”. La casa está totalmente rodeada por un jardín y cercado privado. Y está ubicada a escasos 100 metros de la playa. Su valoración real: dos millones.

Chalé, finca, caserío, pisos…

Y a ese importe hay que sumar todo el repertorio de inmuebles. Entre ellos, el chalé en Berango, también desvelado por OKDIARIO, valorado en 1,55 millones de euros. El chalé de lujo mide más de 700 metros cuadrados, cuenta con una parcela de 4.500 metros cuadrados, diez dormitorios, salón, comedor, sala, txoko, bodega, seis baños, garaje y hasta tarima de Guinea.
La casa de Berango, además, viene con finca colindante: disfruta de otra parcela -compartida con los otros siete vecinos de su urbanización de lujo- de la que les corresponden 2.176 metros cuadrado con una valoración de 200.000 euros. Allí es donde Celaá puede disfrutar de pista de tenis, piscina olímpica y hasta frontón privado.

Casa de la ministra Isabel Celaá
Casa de la ministra Isabel Celaá

Pero, además, la portavoz del Gobierno tiene un piso compartido con sus dos hermanos en el centro de Bilbao y recibido por herencia. El piso de 94 metros cuadrados tiene una valoración total de 250.000 euros, lo que supone una participación de la ministra de 83.333 euros. El piso está en pleno centro y a escasos metros de la Plaza de Toros de Vistalegre.

Y también la ministra disfruta de un caserío de 400 metros cuadrados y casi 11 hectáreas de terreno, valorado en 1,2 millones y del que le corresponde una participación de 38.095 euros.

Celaá posee un patrimonio inmobiliario con su marido de casi 4 millones, 20 veces más de lo que declaró

El resultado es que los bienes totales que tiene ella o compartidos con su marido ascienden a 3,87 millones de euros. Y si se toma sólo la parte que le corresponde a la portavoz, quitando en gananciales la parte de su marido, la cifra queda en 1.996.428 euros.

Dicho de otro modo, que Celaá debía haber declarado casi 4 millones de euros en inmuebles: veinte veces lo comunicado oficialmente por ella en el BOE. O al menos 2 millones, quitado el efecto de gananciales: diez veces lo declarado.

Últimas noticias