El ‘Peine del Viento’ de Chillida reabre en San Sebastián después de un año cerrado al público

Transeúntes disfrutan del conjunto escultórico 'El Peinde del Vieno', de Chillida, en uno de los extremos de la bahía de La Concha. (Foto: CC)

El Peine del  Viento de San Sebastián reabrió al público el pasado viernes, día 29, tras casi un año de cierre, según anunció el alcalde de la ciudad Eneko Goia.

De esta forma, a partir de este mismo fin de semana se han podido contemplar desde cerca las esculturas de Eduardo Chillida, aunque no se podrá llegar hasta la pared del flysch.

En ese punto se ha instalado un vallado provisional a tres metros de la pared, que si bien no permite tocarla, sí se ha colocado con materiales que permiten contemplar y disfrutar de las esculturas.

El enclave se cerró en julio del año pasado tras la caída de una roca de importante tamaño en la zona. Se comprobó que la situación de la ladera sobre el conjunto escultórico era inestable y se acordó acometer una serie de trabajos para solucionar dichos problemas de estabilización de los distintos taludes y evitar así nuevos desprendimientos que pudieran afectar al espacio peatonal del Peine del Viento.

Cabe destacar que el talud sobre el que se ha trabajado tiene 150 metros de longitud y una altura de hasta 70 metros de desnivel. Presentaba síntomas de inestabilidad, con puntuales caídas de bloques rocosos que alcanzan la zona urbanizada; así como ocasionales coladas de barro.

La obra, cuyo presupuesto máximo ascendía a 866.934,54 euros, fue adjudicada a Técnicos en Estabilizaciones e Inyecciones S.A. (TEINSA) por un precio de 692.617,32 euros.

Dedicado a Picasso, Allende y Neruda

El Peine del Viento XV (comúnmente conocido como Peine del Viento o El Peine del Viento) es un conjunto de esculturas de Eduardo Chillida sobre una obra arquitectónica del arquitecto vasco Luis Peña Ganchegui, siendo probablemente su obra más importante y conocida.

Se encuentra situado en un extremo de la Bahía de La Concha, al final de la Playa de Ondarreta, en la provincia de Guipúzcoa. Está compuesto por tres esculturas de acero, de 10 toneladas de peso cada una, incrustadas en unas rocas que dan al mar Cantábrico, cuyas olas las azotan.

Chillida siguió trabajando en la serie Peine del Viento, que coincide en el aspecto formal con su colección de estelas, y particularmente, con las dedicadas a Picasso, Allende y Neruda.1

La obra fue finalizada en 1976. Además de las esculturas, se acondicionó una zona en los alrededores de las mismas con unas salidas de aire y agua que se abastecen de las olas que rompen contra las rocas y las esculturas.

Comentar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¡Síguenos en Facebook!