Al Sisi apoya los esfuerzos contra el terrorismo en Libia

Al Sisi apoya los esfuerzos contra el terrorismo en Libia
Jalifa Haftar y Abdelfatah al Sisi

El mariscal Jalifa Haftar, líder del Ejército Nacional Libio (LNA, en sus siglas en inglés) que lleva a cabo una ofensiva sobre Trípoli, se reunió hoy en El Cairo con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, dentro de los contactos que mantiene con líderes de la región para recabar apoyos.

Al Sisi, acompañado de su jefe de Inteligencia, Abbas Kamel, trasmitió al mariscal "el apoyo de Egipto a los esfuerzos para combatir el terrorismo y los grupos extremistas y milicias y para reforzar la seguridad y estabilidad para todos los ciudadanos libios en todos los territorios" del país, según la nota difundida. El presidente egipcio, exmariscal de campo, señaló que esos esfuerzos van a permitir "el establecimiento de un Estado civil soberano y estable" en Libia, así como "el progreso en varios campos para lograr las aspiraciones del pueblo libio".

En un escueto comunicado, la Presidencia egipcia informó de que Al Sisi recibió a Haftar en el palacio de Ittihadiya, en el este de El Cairo, y que comentaron la situación de Libia, aunque sin ahondar en los detalles del encuentro. Ambos abordaron "los últimos acontecimientos en Libia y el compromiso de Egipto con la unidad, estabilidad y seguridad" del país vecino.

Libia es escenario de nuevos combates desde principios de abril, cuando Haftar ordenó marchar sobre Trípoli contra el Gobierno que no reconoce de Fayez al Serraj.  A pesar de que las autoridades egipcias apoyan oficialmente al Gobierno respaldado por la ONU en Trípoli, liderado por Serraj, El Cairo mantiene muy buenas relaciones con Haftar, que controla el este de Libia y colabora con sus tropas para garantizar la seguridad en el área fronteriza con Egipto.

El Cairo ha sido acusado de apoyar la campaña militar de Haftar contra grupos armados islamistas, incluidas las filiales del Estado Islámico (EI) y Al Qaeda en Libia, e incluso de llevar a cabo bombardeos en el país vecino en apoyo a las tropas del LNA. Haftar, exmiembro de la cúpula militar que en 1969 aupó al poder al dictador Muamar el Gadafi, derrocado y ejecutado en 2011, también cuenta con el apoyo de Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí, adonde acudió el pasado 27 de marzo para reunirse con el rey Salman bin Abdelaziz. Pocos días después, el mariscal lanzó la actual ofensiva para tomar Trípoli, donde se ha movilizado a su favor al movimiento salafista radical Madkhali, apoyado por Riad.

Continúa la ofensiva sobre Trípoli

El LNA, liderado por Haftar, continuó su ofensiva contra la amplia gama de milicias que respaldan al gobierno del primer ministro con sede en Trípoli, Fayez Sarraj. El portavoz de LNA, Ahmad al-Mesmari, dijo que las fuerzas atacantes estaban "avanzando en todos los frentes". Reiteró su afirmación de que "terroristas" y "criminales" estaban luchando del lado de las fuerzas del Gobierno del Acuerdo Nacional (ACN) con sede en Trípoli.

Mesmari acusó a Turquía y al antiguo régimen de Hassan al-Bashir de haber brindado apoyo a las milicias anti-LNA. Dijo que los combatientes extranjeros, incluidos los ex militantes de al-Nusra en Siria, están siendo transportados a Libia por Turquía.  Añadió que esperaba que los ataques suicidas de los extremistas se intensificaran en Libia. Según informes recientes, se mencionó un reciente atentado contra la vida de Adel Marfoua, el jefe de lucha contra el terrorismo en Benghazi. "La decisión ya no está en manos de Sarraj", agregó Mesmari. "Está en manos de terroristas ahora".

La Unión Europea había expresado su "preocupación" el 12 de abril por la participación de "elementos terroristas y criminales" en la lucha. Fuentes diplomáticas francesas han acusado a GNA de estar respaldada por elementos extremistas sancionados por la ONU.

El 13 de abril, Sarraj rechazó la "campaña de desinformación de algunos partidos en la que nuestras fuerzas incluyen combatientes pertenecientes a organizaciones y grupos terroristas". Pero Aguila Saleh, portavoz de la Cámara de Representantes (HoR) aliado de Haftar, reiteró las acusaciones de apoyo extremista a las fuerzas de Sarraj. "Necesitamos deshacernos de las milicias y grupos terroristas", dijo, y agregó que las fuerzas de la LNA perseguirán su avance en la capital, Trípoli.

"Les aseguramos a los residentes de Trípoli que la campaña para liberar Trípoli será limitada y no violará ninguna libertad, sino que restablecerá la seguridad y combatirá el terrorismo", dijo a los legisladores en una sesión en la Cámara de Representantes en la principal ciudad oriental de Benghazi.

"El Ejército libio tiene una misión en Trípoli y protegerá la vida y las propiedades de las personas. El Ejército es la única garantía para un estado civil y una transición democrática en Libia", dijo Saleh. Agregó que "el pueblo libio acudirá a las urnas para encontrar una solución a la crisis del país tan pronto como las milicias depositen sus armas".

Ambas partes han lanzado ataques aéreos diarios y se acusan mutuamente de atacar a civiles. El domingo, la misión de la ONU en Libia advirtió que el derecho internacional humanitario "prohíbe el bombardeo de escuelas, hospitales, ambulancias y áreas civiles". El LNA acusó a las fuerzas con sede en Trípoli de un ataque aéreo "contra civiles" en la región de Gasr Ben Ghachir, al sur de Trípoli.

Lo último en Internacional