Un colegio de Valencia se niega a dar a los padres información en castellano

Un colegio de Valencia se niega a dar a los padres información en castellano
Cartas remitidas entre los padres y la dirección del centro.

La inmersión lingüística en la Comunidad valenciana llega a límites extremos, como se demuestra a través de numerosas quejas de los propios padres. Es el caso del colegio público Juan XXIII de Gandía (Valencia), que se niega a remitir a los progenitores de dos niños de Primaria la documentación del centro en castellano, pese a que así se lo han reclamado en una queja formal a la dirección.

El caso, que ha podido conocer OKDIARIO, se refiere, en concreto, a la solicitud de los padres de dos alumnos de 2º y 3º de primaria en este colegio para que la "documentación de la clase, secretaría o dirección" les fuese entregada en castellano, ya que se encontraba "única y exclusivamente en valenciano". Los padres elevaron una queja a la dirección del colegio, que les fue rechazada.

Un colegio de Valencia se niega a dar a los padres información en castellano

Un colegio de Valencia se niega a dar a los padres información en castellano

"Tanto las comunicaciones a las familias de carácter informativo como en las reuniones a familias de carácter oral, la lengua utilizada será el valenciano, salvo en casos puntuales", alega la dirección, en una carta a la que ha tenido acceso este diario. Y añade: "No es necesario recordarle la gran importancia que supone para la educación de sus hijos y de los alumnos en general la existencia de un clima de confianza entre familia y Centro como corresponsables de la misma, clima que desde la dirección del centro les invitamos a mantener y ampliar".

Un colegio de Valencia se niega a dar a los padres información en castellano

Los casos de imposición de lengua —valenciano o catalán— se multiplican en esta comunidad. Hace unos días, este periódico reveló también cómo en varios centros escolares de las comarcas de Medio Vinalopó o el Bajo Segura, también en Alicante, se dan indicaciones a los menores, a través del propio material escolar, para que hablen catalán.

En una agenda, distribuida en los centros, se insta a los alumnos a que lo practiquen en el patio de recreo para que otros amigos "que no lo hablan, puedan aprender" o a que sintonicen la televisión en catalán.

Así adoctrinan en los colegios valencianos: “Mira la tele en catalán y háblalo en el recreo”

El decálogo para el fomento del catalán incluye más recomendaciones, como que se eviten los ‘castellanismos’ o que se utilice el catalán en las redes sociales. También recientemente, los padres de alumnos valencianos denunciaron que estaban obligados a subvencionar indirectamente a través del material escolar a la asociación Escola Valenciana, activa defensora del proceso independentista en Cataluña y subvencionada además por la Generalitat catalana.

Lo último en España

Últimas noticias