Nuevo plan

Sanidad quiere que se prohíba comer y beber en la calle y recomienda ir en bici para prevenir el Covid

vacuna
El ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El Ministerio de Sanidad plantea la prohibición de comer y beber en la calle para frenar la propagación del virus. Es una de las nuevas medidas incluidas en el último plan elaborado por el departamento de Salvador Illa, ‘Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19’, al que ha tenido acceso OKDIARIO. Además, recomienda el transporte en bicicleta o caminando y llevar «un registro» de las personas con las que se ha estado «para facilitar el rastreo de contactos».

El documento establece nuevas pautas para afrontar la expansión del virus y aunque mantiene la base de los criterios del borrador anterior, endurece algunas propuestas. En el primer texto no figuraba esa prohibición, que se une al veto de fumar en espacios públicos. En todos los casos, Sanidad precisa que se hará cuando no sea posible mantener la distancia de seguridad, o cuando se trate de encuentros entre personas ajenas al grupo de convivencia estable.

Las comunidades autónomas, en coordinación con el Ministerio, revisarán de manera periódica la evolución de los indicadores para valorar mantener o modificar el nivel de alerta, se señala en el plan.

El documento destaca que «para considerar la reducción del nivel de alerta será necesario que los indicadores permanezcan en un nivel de riesgo inferior durante un tiempo mínimo de 14 días».

«Burbujas sociales»

El Ministerio de Sanidad quiere aplicar la prohibición de comer y beber en la calle en todos los niveles de alerta. Para valorar ese nivel, se establecen una serie de indicadores. Los criterios son exigentes, ya que, por ejemplo, se considera que existe ya un riesgo por encima de los 25 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. El riesgo «alto» se considerará cuando el territorio se sitúe por encima de los 150 casos, y «extremo», cuando se supere la incidencia de 250 casos por cada 100.000 habitantes. Sanidad justifica esos umbrales en los límites fijados por el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC).

Ya desde el primer nivel de alerta, el Ministerio insiste en la recomendación de limitar los contactos y «relacionarse en burbujas sociales estructuradas en grupos de convivencia estable». En el nivel de alerta 2 se incide además en la recomendación de permanecer en el domicilio. 

El Gobierno avala esas medidas en que «según los datos disponibles en España sobre los principales ámbitos de transmisión de los brotes, casi una tercera parte de estos se producen en el ámbito social, sobre todo en reuniones de familiares y amigos no convivientes, y en menor medida, en el ámbito laboral, principalmente en lugares cerrados, como puede ser en domicilios o espacios interiores, en muchos casos mal ventilados, donde se habla en voz alta, se canta y no se hace buen uso de la mascarilla o se realizan actividades donde es incompatible su uso continuo, como comer, beber o hacer actividad física».  «En este sentido, se consideran eficaces la limitación del número de personas no convivientes en las reuniones, sobre todo en interiores, la recomendación de relacionarse en burbujas sociales estructuradas en grupos de convivencia estable y la recomendación de permanecer en el domicilio», se explica.

Impacto del confinamiento

Sanidad admite en el plan que medidas de confinamiento total, como las que en marzo decretó Pedro Sánchez, «aunque han demostrado un alto impacto en la reducción de la transmisión del virus y en la reducción de las muertes por Covid-19, han tenido grandes efectos sobre el bienestar físico y emocional de las personas debido al aislamiento social, además de los problemas derivados del impacto en la economía».

«En cambio, periodos de cierre más reducidos o parciales, han demostrado también su utilidad en la reducción de la transmisión del virus, con un impacto mucho menor en el bienestar de las personas, tanto adultas como en edad infantil», señala.

Estado de alarma

No obstante, como ya informó OKDIARIO, el Ministerio de Sanidad descarga en las comunidades autónomas la responsabilidad de pedir el estado de alarma para adoptar las medidas más severas.

Así, se indica que «el nivel de alerta 4, además de las actuaciones del nivel 3, supondrá la toma de medidas excepcionales que podrán incluir restricciones adicionales. En el caso de que su adopción requiriera de la activación del mecanismo previsto en el artículo cuarto de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio, el Presidente de la comunidad autónoma solicitará al Gobierno la declaración de estado de alarma, con arreglo a lo previsto en el artículo quinto de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio».

Lo último en España

Últimas noticias