LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Letizia, tres años después del ‘rifirrafe’: de ‘villana’ a ¿salvadora? de la Corona

Analizamos cómo ha evolucionado la imagen que se tiene de la Reina en el aniversario de su gran desencuentro con doña Sofía.

Ver vídeo

Han pasado tres años desde uno de los incidentes que más ha marcado la historia reciente de la monarquía en nuestro país. El 1 de abril de 2018, la familia real reaparecía en Palma de Mallorca para asistir a la tradicional Misa de Pascua. Era la primera vez que el rey Juan Carlos asistía a la celebración desde su abdicación en 2014 y aunque ya había habido algunos escándalos que habían salpicado a la Corona, nada hacía presagiar la complicada situación en la que se encontraría la Institución pocos años después.

Una jornada de reencuentros familiares que, sin embargo, estuvo marcada por un desencuentro. Pocos días después, durante la celebración de la misa por el vigésimoquinto aniversario de la muerte de don Juan de Borbón, salían a la luz unas imágenes en las que se producía un ‘rifirrafe’ entre las reinas doña Sofía y doña Letizia, debido a que la esposa de Felipe VI trataba de impedir que su suegra se hiciera una fotografía con sus hijas. Una secuencia que hizo correr ríos de tinta en todo el mundo y que provocó que muchos se posicionaran en torno a doña Sofía, incluso Marie Chantal de Grecia, que aseguró que «Letizia había mostrado su verdadera cara».

A pesar de que pocos días después ambas reinas escenificaron una ‘reconciliación’ pública a las puertas del hospital en el que estaba ingresado don Juan Carlos, la imagen de doña Letizia se resintió y no ha sido fácil remontarla. Sin embargo, a día de hoy, la esposa de Felipe VI se ha convertido en un importante activo de la Corona.

Letizia

Look ha podido hablar con expertos tanto en España como en Europa, para evaluar en qué punto se encuentra la imagen de la Reina en estos momentos, complicados no solo para el mundo entero por la crisis sanitaria, sino muy especialmente para la Corona por la situación que ha generado el rey Juan Carlos.

Mejor valorada en España 

La periodista y escritora Carmen Enríquez mantiene que el incidente de Mallorca generó una reacción un tanto exagerada en doña Letizia: «la Reina siempre ha estado muy preocupada por mantener la privacidad de sus hijas, el Rey también, pero ella lo ha llevado más cabo». Un desencuentro aislado entre la madre y la esposa de Felipe VI porque doña Sofía no estaba respetando su deseo de mantener la privacidad de la Princesa y la Infanta: «vio que su suegra no lo estaba respetando y ella tuvo una reacción muy exagerada que creo que ella misma se debió de dar cuenta después», asegura. No obstante, a día de hoy, la imagen de la Reina se encuentra en otro punto: «creo que doña Letizia está recuperando la imagen de una persona mucho más contenida y prudente en todos los sentidos, no solo en su actitud, sino también en su forma de vestir y esto está influyendo muy positivamente en el concepto que tiene la gente de la Reina», asegura. Según la periodista, «doña Letizia se está comportando de una forma muy acorde al momento que estamos viviendo, se ha producido una adecuación a las circunstancias que es muy positiva», asegura.

Letizia

A pesar de que la Reina siempre ha tenido un carácter fuerte que a veces le ha conferido cierta imagen de frialdad , «es una persona responsable que siempre ha cumplido con su deber, no se le puede achacar que no haya desempeñado su tarea con la mejor disposición», mantiene Carmen Enríquez, que considera que la esposa de Felipe VI tiene tendencia a aspirar a la perfección y eso puede generar frustraciones. No obstante, en estos momentos es también más espontánea y eso la acerca a la ciudadanía.

La periodista Rosa Villacastín asegura que la Reina tiene un comportamiento impecable, aunque tiene mucho carácter: «creo que a Letizia, salvo ese incidente, no se le puede achacar nada malo». Villacastín considera que no se le da suficiente visibilidad a parte de su labor: «es muy sensible, tiene una gran capacidad para empatizar y acercarse a la gente que tiene problemas y eso no se le reconoce», mantiene. La periodista cree además que está haciendo una excelente labor en lo que respecta a la educación de sus hijas. En lo que respecta a doña Sofía, “su papel en estos momentos es anecdótico”.

Letizia

Jaime Peñafiel siempre ha sido muy crítico con la Reina. «Aquello fue el incidente más desagradable y negativo de la historia de la monarquía española», sostiene el experto. «El único que salió un poco en defensa fue don Juan Carlos, que le dijo a su hijo que no se podía tolerar», mantiene. Peñafiel desconoce si después en privado don Felipe hizo algún tipo de comentario, pero considera que debía haberse hecho una disculpa pública. «Han cambiado muchas cosas desde entonces. Letizia ha domesticado en parte su carácter, un poco», sentencia.  Con quien se muestra especialmente crítico es con doña Sofía: «no la veo, es como si pasara de largo, como si no fuera con ella, no lo entiendo», mantiene.

Santiago de Mollinedo, director general de Personality Media asegura que en estos últimos años es poca la repercusión de las actividades de agenda  de los miembros de la Casa Real en los medios de comunicación y esto no es positivo para su imagen.  «Su imagen sin duda, por toda la crisis que rodea a la Casa Real, no es la misma que la que tenían hace cinco años y si era buena o mala en ese momento, esa mejora que podría tener no se está llevando a cabo a la velocidad que podría llevarse a cabo por la falta de apoyo por parte de los medios», declara.

En Europa, reina en segundo plano

En el norte de Europa en general no se presta mucha atención a lo que ocurre en España. Así lo confirma el cronista noruego Oskar Aanmoen que explica que «la relación entre Letizia y Sofía es algo sobre lo que pocos en las naciones escandinavas tienen opiniones». Según declara el experto, en estos países se centran en sus propias monarquías y quizás un poco en la británica. «La familia real española no es particularmente interesante para la mayoría de los noruegos, suecos y daneses», sentencia. Sobre el desencuentro entre ambas reinas explica que el incidente se comentó de manera breve en su momento, pero que no ha acaparado mayor atención. «Creo que la opinión general de Letizia y Sofía es moderadamente positiva. Muchos probablemente dirán que son más pro Sofía que pro Letizia, porque sintieron pena por ella después de todo lo que ha hecho Juan Carlos en los últimos años», resalta.

Brittani Barger, corresponsal de Royal Central considera que la imagen de la reina Sofía sigue siendo más positiva en el extranjero, más allá de la de Letizia: «la reina Sofía siempre ha gustado en el extranjero y ha seguido gustando después del incidente. Creo que la mayoría la ha visto como una abuela cariñosa que solo quería una foto con sus nietas. Creo que muchos pensaron que estaba fuera de lugar ese día, por lo que la opinión de ella ha empeorado».

Letizia

En esta misma línea se manifiesta Wim Dehanshutter, experto en las cuestiones relacionadas con la Casa Real de los Belgas. «La verdad es que no escribimos a menudo sobre la monarquía española, pero el desencuentro entre Letizia y Sofía fue una noticia importante. Creo que ha sido la mayor historia que se ha cubierto sobre la realeza española desde la llegada de Felipe al trono», explica.

El especialista considera que la atención captada por el ‘rifirrafe’ se debe a que contenía todos los elementos de una telenovela. «La lucha entre una mujer y su suegra es una historia universal, que puede ocurrir en todas las familias, tanto en una familia real como en una familia ordinaria.  A Sofía la describían entonces los medios belgas descritos como la buena de la película, debido a su imagen suave y su abnegado matrimonio con el rey Juan Carlos, mientras que Letizia era la mala, la reina de hielo», asegura.

Letizia

La historia acaparó la atención porque en cierta manera guarda ciertas similitudes con la relación entre la reina Paola y Matilde, e incluso con Balduino y su padre, el rey Leopoldo III. «Entre Matilde y Paola no ha habido un incidente así, pero en la abdicación del rey Alberto en el Palacio Real, este elogió a Paola en su discurso. Matilde, que estaba sentada a su lado, trató de tener contacto visual con su suegra, pero Paola la ignoró».

Donde la Reina tiene una imagen muy positiva es en Francia. Lilian Delhomme, periodista de Point de Vue considera que la imagen tanto de la Reina como de doña Sofía no ha cambiado demasiado desde el desencuentro. «La situación fue realmente confusa para todos. Supongo que la gente mayor se puso del lado de Sofía, pero aparte de eso, no creo que Letizia tenga una mala imagen en Francia», asegura. El periodista asegura que en el país galo se valora mucho su figura: «ella es muy apreciada aquí por su ética de trabajo, su estilo y el hecho de que tiene una mente propia. Nos encantó cuando le dijo a Felipe que no la interrumpiera mientras le daba una entrevista. Para muchas personas aquí, es un gran activo para la monarquía y muchas personas realmente no entienden por qué es tan criticada por no sonreír lo suficiente o por ser demasiado delgada», revela Delhomme.

Esta misma línea la encontramos en Portugal. El periodista Adriano Silva Martins confirma que doña Letizia es una gran protagonista de la crónica social en el país vecino. «Muchas semanas hay noticias sobre ella en los programas y revistas del corazón», asegura el periodista. No obstante, su reputación se vio deteriorada en el momento del desencuentro. «Su imagen quedó tocada en general, y Portugal no fue menos, pero ahora con el tiempo eso se ha ido diluyendo», sostiene. Silva Martins asegura que no solo se analiza su estilo, sino también su desempeño: «se tiene muy en cuenta su labor como gran apoyo que es de Felipe VI y salvo algunos grupos de monárquicos nostálgicos, la imagen es bastante positiva», recalca el periodista.

Julia Melchior, autora del primer documental sobre la reina Letizia, considera que la reina Letizia desempeña su deber con rigor. «Su imagen fuera de España es la de una reina que ha encontrado su sitio y cumple con su papel a la perfección, sobre todo en un momento especialmente difícil. Vemos la Reina al lado del Rey en su función constitucional de consorte igual que cumpliendo con su propia agenda. Y no hay que olvidar el papel de madre preparando la heredera para su labor. El éxito que tuvo el primer acto de la Princesa de Asturias en solitario también fue un halago para la Reina», asegura Melchior.

En cuanto a la reina doña Sofía, la periodista mantiene que su momento ya ha pasado: «se la respeta mucho, pero ya no está en el foco. Se la considera más como una eminencia gris que deja el protagonismo a la nueva generación, pero está siempre disponible cuando se necesita su consejo».

Sofía

Melchior considera que en estos últimos años la opinión de la doña Letizia fuera de España ha cambiado para mejor: «a pesar de las fuertes críticas, se ha visto que la Reina ha seguido con firmeza su trabajo. Y la reina Sofía tampoco ha dejado dudas de que apoya a su nuera. Ahora ya no se mide a la reina Letizia con la reina Sofía». En estos momentos, doña Letizia es la mejor representante de una nueva generación, de una nueva monarquía: «no hay que olvidar que la reina Sofía al inicio del reinado de don Juan Carlos también tenía que encontrar su sitio y ganarse el pueblo acto por acto».

En consonancia con Melchior se muestra Anika Helm, responsable de realeza del digital Adelswet: «creo que la reina Letizia tiene papel muy difícil, porque haga lo que haga la gente la considera fría e inaccesible. Es una de las personas de la realeza más trabajadoras, pero mientras no sea una mujer sonriente y fácil en el trato, se le resta consideración. Quizás algunas personas todavía prefieren una marioneta sonriente y tranquila a una reina trabajadora», explica.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias