UN ANIVERSARIO DIFÍCIL

El principio del fin de la era Juan Carlos

Se cumplen dos años del último acto ‘oficial’ en el que participó el rey Juan Carlos

Ver vídeo

2 de junio de 2019. La plaza de toros de Aranjuez reabre al público en una jornada histórica por varios aspectos. Por un lado, se trata de la reinauguración de un coso que es una auténtica joya del siglo XVII y que ha sido rehabilitada respetando su esencia original. Una plaza que, junto a las de Ronda, Béjar o La Maestranza de Sevilla es una de las más antiguas de España. Además, en este primer festejo se acoge a figuras de la talla de Morante de la Puebla, José María Manzanares y El Juli. Como no podía ser de otra manera, no falta a la cita el rey Juan Carlos, y por un motivo muy especial.

Rey Juan Carlos
El Rey Juan Carlos en la plaza de Aranjuez / Gtres

Sin embargo, al margen de la importancia del acto en sí para el mundo del toro, lo más relevante es que la corrida se celebra en homenaje a la madre del exjefe del Estado, la condesa de Barcelona, una gran apasionada de los ruedos . Además, es esta cita la que el padre de Felipe VI escoge para su adiós a la vida institucional.

Cinco años después de la abdicación y con casi cuatro décadas de reinado a las espaldas, el exmonarca ponía punto final a su labor oficial en un acto casi privado, convirtiéndose en el principal protagonista. Junto al exjefe del Estado, algunos de los miembros más destacados de su familia, sus hermanas, las infantas Pilar y Margarita; algunos de sus sobrinos; su hija doña Elena y los hijos de esta… pero ni rastro de los Reyes o de doña Sofía, ya que, además, la fecha coincidía con el cumpleaños de su hermano, el rey Constantino.

Reyes
Los reyes don Juan Carlos y Doña Sofía en una imagen de archivo / Gtres

A pesar de los escándalos que ya entonces habían salpicado a la Corona, nada entonces hacía presagiar lo que ocurriría un año después, al margen de la crisis sanitaria. Y es que apenas unos meses más tarde, no solo el rey Felipe renunciaría a la herencia de su padre, sino que le retiraría la asignación y el exmonarca se vería forzado a abandonar el país hacia un ‘exilio voluntario’ en Abu Dabi.

Los motivos de la renuncia

Mucho se ha especulado sobre los motivos que llevaron al rey Juan Carlos a anunciar su retirada de la vida oficial coincidiendo con el quinto aniversario de la abdicación. Al margen de cuestiones personales o de que pudiera querer disfrutar de una mayor tranquilidad, lo cierto es que las celebraciones con motivo del cuarenta aniversario de la Transición fueron determinantes. A pesar de que el padre de Felipe VI participó en los actos del aniversario de la Constitución, no fue invitado a las celebraciones de la conmemoración de los cuarenta años de democracia en España, lo cual se justificó aludiendo que protocolariamente era complicado de ubicar, ya que no podría ocupar una posición tan destacada como la de Felipe VI. De la misma manera, en su 80 cumpleaños, aunque se realizaron una serie de homenajes puntuales, tampoco hubo una celebración a lo grande, al estilo de la que tuvo Harald de Noruega -que sigue siendo monarca reinante-. Todas estas cuestiones influyeron en el ánimo del exrey.

Su momento más difícil

Cuando se cumplen dos años de uno de los días más emotivos para el exmonarca, su vida de ahora es completamente diferente. No solo se ha enfrentado a lo que supone un ‘exilio voluntario’ sin fecha prevista para regresar al país que siempre consideró su casa, sino que ha perdido a uno de sus mayores apoyos, la infanta doña Pilar. A miles de kilómetros de España, el padre de Felipe VI vive rodeado de atenciones pero más solo que nunca. Recibe de manera habitual la visita de sus hijas, pero es más que improbable que en algún momento pueda ver o a la reina Sofía o a don Felipe y a sus nietas.

Rey Juan Carlos
Los reyes Juan Carlos y Felipe VI en una imagen de la abdicación / Gtres

Aunque aquel 2 de junio dijo adiós a todas sus obligaciones como miembro de la familia, nunca pensó que apenas un año después su imagen se vería tan perjudicada que se vería ‘forzado’ a abandonar España. Hoy no es un día feliz para el exmonarca, que a pesar de su voluntad de regularizar su situación con la Agencia Tributaria, ni siquiera sabe si en algún momento regresará a casa. Un ocaso sombrío para una de las figuras clave en la Transición.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias