Delicado estado de salud

El príncipe de Gales visita en el hospital a su padre, el duque de Edimburgo

El marido de la reina Isabel lleva ingresado desde el pasado martes, y este sábado su hijo ha ido a visitarle, pero ha entrado por las puertas de atrás del centro sanitario.

  • LOOK

El pasado martes saltaban todas las alarmas al confirmar desde el Palacio de Buckingham que el duque de Edimburgo había sido hospitalizado tras varios días encontrándose indispuesto. Su médico de confianza fue quien tomó la decisión de llevar un control de precaución para el marido de la reina Isabel II. De esta manera, fue trasladado desde el Castillo de Windsor al hospital Rey Eduardo VII en Marylebone -Londres-, donde permanece desde hace cuatro días. Este sábado, su hijo, el príncipe Carlos se ha desplazado hasta el centro sanitario para hacer compañía a su padre, que se espera que siga en observación durante la próxima semana.

El príncipe Carlos y el duque de Edimburgo en una imagen de archivo./Gtres
El príncipe Carlos y el duque de Edimburgo en una imagen de archivo./Gtres

Carlos de Inglaterra, con traje gris y mascarilla, ha accedido al hospital por la parte trasera del edificio donde se encuentra el duque de Edimburgo. El tiempo que ha permanecido el padre de los príncipes Guillermo y Harry, no superaría la media hora, tal y como ha adelantado la revista ‘HELLO!’. Por el momento, la Familia Real británica no ha detallado el motivo concreto del ingreso, pero todo parece indicar que sus problemas de salud no están relacionados con la Covid-19. De hecho, a comienzos de año, tanto él como la monarca fueron vacunados contra el coronavirus, y al poco tiempo, también recibieron la vacuna el príncipe Carlos -quien se contagió al principio de la pandemia- y la duquesa de Cornualles. “El médico está actuando con precaución”, ha asegurado hace escasas horas una fuente oficial. Además, ha añadido que el duque de Edimburgo está “de buen humor”.

El duque de Edimburgo, la duquesa de Cornualles y el príncipe Carlos en una imagen de archivo./Gtres
El duque de Edimburgo, la duquesa de Cornualles y el príncipe Carlos en una imagen de archivo./Gtres

Cuando el consorte fue trasladado al hospital lo hizo en un coche particular y sin ir acompañado de ningún otro miembro de la Familia Real británica. Por el momento, se desconoce si la Reina ha ido a visitar a su marido, pero estos últimos días ha mantenido intacta su agenda. Sin ir más lejos, el viernes acudió a su primer acto oficial del año. Una ceremonia en la que nombró al vicealmirante Sir Tony Johnstone-Burt, uno de sus ayudantes reales más importantes, Caballero Comandante de la Real Orden Victoriana. Por el momento, hay que esperar un nuevo parte sobre el estado de salud del duque de Edimburgo, que el próximo mes de junio cumplirá 100 años. Fecha en la que tienen prevista una celebración si el coronavirus lo permite.

El duque de Edimburgo, Charles Spencer, los príncipes Carlos, Harry y Guillermo en una imagen de archivo./Gtres
El duque de Edimburgo, Charles Spencer, los príncipes Carlos, Harry y Guillermo en una imagen de archivo./Gtres

Semana agridulce

Se puede decir que ha sido una semana agridulce para la Corona británica. Este mismo sábado, Eugenia de York y su marido, Jack Brooksbank han posado por primera vez junto a su hijo. Además, han revelado el nombre del recién nacido: August Philip Hawke Brooksbank. Así se llamará el primer nieto de Sarah Ferguson y el duque de York. Un nombre que rinde homenaje a su bisabuelo, que sigue recuperándose en el hospital. Por otro lado, la semana ha estado marcada por el anuncio del embarazo de los duques de Sussex. El príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron el pasado 14 de febrero que iban a ser padres de su segundo hijo. Una fecha que guarda una estrecha relación la princesa Diana, ya que fue el mismo día que anunció que estaba embarazada del hijo menor de Carlos de Inglaterra.

Y para más inri, el feliz matrimonio ha decidido de manera definitiva que dejarán su rol dentro de la Familia Real británica. Tanto es así que continuarán con su vida en Los Ángles -Estados Unidos-, donde residen desde hace un año. Decisión por la que la reina Isabel les ha quitado sus patrocinios reales y a su nieto, también los títulos militares.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias