PRÓXIMO ANIVERSARIO

El duque de Edimburgo se opone a los deseos de la Reina

El marido de la reina Isabel no quiere saber nada de su posible celebración de cumpleaños el próximo junio, cuando alcance los cien años.

Faltan seis meses para que el duque de Edimburgo cumpla cien años, pero el marido de la reina Isabel no quiere saber nada de este gran acontecimiento. Al margen de las complicadas circunstancias de los últimos meses, lo cierto es que desde hace tiempo que el príncipe Felipe ha dejado claro que no siente ningún tipo de emoción ante la idea de cumplir cien años de vida. Tanto es así, que en el año 2000 -cuando nadie podría imaginar lo que habría de ocurrir este año- aseguró que no se podía imaginar nada peor que cumplir cien años.

Felipe de Edimburgo
El príncipe Felipe de Edimburgo lleva retirado de la vida pública desde el año 2017 / Gtres

Lo cierto es que el próximo mes de junio, el príncipe Felipe alcanzará este cifra. El marido de la reina Isabel es el primer Windsor hombre en cumplir los cien años y es natural que se piense en una celebración acorde al acontecimiento, a pesar de que las circunstancias generadas por la crisis sanitaria impongan cierta moderación. No obstante, por curioso que pueda parecer, es el propio Príncipe quien más problemas pone a los festejos.  “Digamos que tenemos a un cumpleañero bastante reacio. No puedes hacer nada para alguien que no quiere que se haga nada”, aseguran fuentes del Palacio de Buckingham al diario “The Telegraph”.

El marido de la reina Isabel se encuentra en un excelente estado, pero no es muy partidario de fastos. Él mismo lo declaró así cuando se celebró el cien cumpleaños de la reina madre, para el cual se organizaron grandes festejos. “No me puedo imaginar nada peor”, aseguró entonces, cuando tenía ochenta años y no podía siquiera imaginar que alcanzaría los cien.

Felipe de Edimburgo
En los últimos años, el duque de Edimburgo apenas ha hecho apariciones públicas / Gtres

Fue la madre de la reina Isabel la última del clan Windsor en cumplir los cien años. Aquel 19 de julio del año 2000, el Reino Unido se vistió de largo para conmemorar un aniversario tan especial. Fueron varios los actos que se organizaron para rendir homenaje a la reina madre, que fallecería apenas dos años después. Una gran tarta de atrezzo de la que emergieron treinta niños vestidos de trozos de tarta fueron los encargados de repartir pastel entre los veinte mil espectadores que no quisieron perderse el espectáculo de camellos, toros, vejas, bailarines…. que se organizó para la fecha.

La reina madre era la primera reina británica que llegaba a los cien años y por eso no se quiso escatimar en gastos para una celebración que ha pasado a la historia. Sin embargo, a tenor de las actuales circunstancias y, sobre todo, debido a las intenciones del duque de Edimburgo, no parece probable que la celebración se repita. Quizás haya que esperar a que la reina Isabel alcance esa edad.

 

Sin embargo, todo apunta a que los preparativos en torno a la posible celebración van a comenzar a prepararse los próximos días, coincidiendo con el nuevo año. No obstante, el Duque ya ha dejado claro que no quiere tener nada que ver. Otra cosa es que le hagan caso.

Felipe de Edimburgo lleva retirado de la vida pública desde el verano de 2017, cuando la reina anunció que abandonaba su papel institucional en un comunicado que pilló por sorpresa a todo el mundo. Desde entonces, ha permanecido disfrutando de una vida tranquila a medio camino entre Sandringham y Windsor, donde ha pasado los últimos meses confinado junto a la reina Isabel debido a la crisis del coronavirus, aunque ha hecho alguna aparición pública puntual, como en la boda de la princesa Beatriz de York con el italiano Edoardo Mapelli.

 

Lo último en Casa Real

Últimas noticias