CAMBIO DE AIRES

La inesperada decisión de Harry y Meghan: portazo a la ‘casa de sus sueños’

Ver vídeo

Parece que el príncipe Harry y Meghan Markle no acaban de encontrar su sitio en California. Según apuntan algunos medios norteamericanos, la pareja ha puesto a la venta la casa de Montecito que adquirió hace poco más de un año, porque no están del todo satisfechos con ella. Tal como ha trascendido, a los duques de Sussex no termina de gustarles la propiedad, valorada en casi quince millones de dólares.

Harry
Los duques de Sussex en una imagen de archivo. / Gtres

Por eso, el matrimonio ya está buscando una nueva casa, preferiblemente en una zona cercana a la que se encuentra su actual residencia, debido a que ya se han habituado al vecindario y han hecho varios amigos. Sin embargo, según ha trascendido, para la pareja no está siendo fácil poner a la venta la mansión, ya que no quiere que se convierta en un circo y atraiga a curiosos. Por este motivo, han tomado la decisión de solo mostrarla a compradores serios y que tengan un interés confirmado. Además, al parecer, prefieren que no trascienda que son ellos los propietarios.

Una fuente cercana al matrimonio ha asegurado al tabloide Daily Mirror que, aunque les gusta el vecindario, no están muy entusiasmados con la casa y su ubicación. La mansión se encuentra en la zona de Montecito y cuenta con numerosas comodidades como bodega, área de juegos, gimnasio, spa, cine, cancha de tenis, piscina e incluso una casa de huéspedes separada. Está rodeada de impresionantes jardines y además tiene vistas al mar. Harry y Meghan se mudaron allí tras estar unos meses en la casa del productor Tyler Perry en Beverly Ridge Estates.

Príncipe Harry, Meghan Markle
Los Sussex en un viaje a Nueva York / Gtres

La casa, conocida como Chateau de Riven Rock, fue propiedad antes del empresario ruso Sergey Grishin, que compró la propiedad en 2009. Grishin también tubo en su poder otra de las mansiones más emblemáticas de California, la mansión Scarface, así conocida porque apareció en la película de Al Pacino del año 1983.

A pesar de que los Sussex siempre han sido muy reacios a mostrar detalles de su vida privada, lo cierto es que a lo largo de los últimos meses sí que han compartido algunos retazos de su estancia en la propiedad. Por ejemplo, durante el cuarenta cumpleaños de la Duquesa, la foto familiar del anuncio de su segundo embarazo en los jardines o la reciente felicitación de Navidad. Una foto en la que aparecía la familia al completo y que ha supuesto la primera imagen de la hija del príncipe Harry y Meghan Markle, Lilibet Diana, nacida el pasado mes de junio, y de quien hasta ahora no se había visto ninguna instantánea.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Team Rubicon (@teamrubicon)

De momento no han trascendido ni los planes inmediatos de la pareja o si hay algún comprador interesado aunque, dado que los duques de Sussex tienden a ser muy celosos de su intimidad, es poco probable que se haga público algún tipo de dato al respecto. Habrá que esperar a ver si en algún momento los fotógrafos que siguen a la pareja captan algún movimiento ‘inusual’.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias