UNA CUESTIÓN COMPLEJA

La contradicción de Felipe VI que divide a la Familia Real

El monarca ha viajado hasta Sevilla para presidir la entrega de unos premios taurinos

  • LOOK

Si hay un tema especialmente polémico en el clan Borbón este es la tauromaquia. En la familia del Rey existen dos claros bandos en lo que respecta al mundo del toreo, una cuestión en torno a la cual algunos se muestran a favor y otros parecen estar en contra, o al menos no manifiestan de forma clara su opinión. Si don Juan Carlos ha sido siempre un gran apasionado de la fiesta nacional, hasta el punto de que su último acto antes de retirarse de la vida oficial fue una corrida de toros -la de San Fernando en homenaje a la condesa de Barcelona- , el rey Felipe se encuentra más en la línea de su madre, la reina doña Sofía, cuyo amor por los animales provoca que no sea especialmente propensa a la tauromaquia.

Rey Felipe
El rey Felipe ha viajado a Sevilla a una entrega de premios taurinos / Gtres

El rey padre ha heredado esta pasión de su madre y se la ha transmitido no solo a su hija la infanta Elena, sino también a sus nietos Froilán y Victoria. Por este motivo, es muy habitual que don Juan Carlos asista a numerosas corridas de toros a lo largo de la temporada, aun cuando ya no tiene representación oficial alguna. Sin embargo, parece que a don Felipe no ha conseguido contagiarle su afición, y mucho menos a la reina Letizia.

No obstante, el actual monarca está por encima de aficiones y gustos, lo que provoca que en ocasiones tenga que asumir compromisos oficiales relacionados con la tauromaquia. Esto es precisamente lo que ha ocurrido hoy. El Rey se ha trasladado hasta Sevilla, donde ha entregado los premios taurinos y universitarios. Una cita organizada por la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, de la cual el monarca es Hermano Mayor.

Gtres
El rey Juan Carlos con su hija la infanta Elena y sus nietos Froilán y Victoria Federica en una corrida de toros / Gtres

La Real Maestranza de Caballería cumple este año su 350 aniversario. La primera vez que don Felipe presidió este acto fue en 2015, cuando sucedió a don Juan Carlos en el bastón de mando quien, además, presidió en 2008 una junta general de caballeros y la Corrida del Corpus.

Una cita ‘incómoda’

Al igual que ocurre con doña Sofía, la reina Letizia no es precisamente una amante de la fiesta nacional. La esposa de Felipe VI es una gran promotora de la cultura – del deporte también-, pero la tauromaquia no se encuentra entre sus preferencias. Un punto que tiene en común con el rey Felipe, aunque en ocasiones tenga que ‘ceder’ por cuestiones que van más allá de sus gustos personales.

Reina Sofía
La reina Sofía es una gran amante de los animales / Gtres

Desde que entrara a formar parte de la Familia Real hace ya más de tres lustros han sido solo cuatro las veces que doña Letizia ha pisado una plaza de toros -cinco si contamos la ocasión en la que asistió a un rodeo mexicano en 2006-. La primera en 2004, unas semanas antes de la boda. Dos veces lo ha hecho a la “Corrida de la Prensa”, en 2006 y 2008 y la última en 2009, en la “Corrida de la Beneficencia”, la misma que don Felipe presidiría por primera vez como Jefe del Estado en 2017. Ahora con la retirada definitiva de don Juan Carlos, le queda a él esta tarea, lo que no es óbice para que el rey padre pueda seguir disfrutando de esta afición.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias