Resolviendo dudas

Fin del ‘drama Arguiñano’: Karlos aclara cuál es el estado de salud de su esposa

Karlos Arguiñano
Karlos Arguiñano en 'El Hormiguero' / Antena 3

Después de varios años viendo a Karlos Arguiñano en televisión, hemos tenido la oportunidad de conocerle mucho mejor tanto en su faceta profesional como personal. Si algo caracteriza al chef es que es una persona de lo más cercana tanto con el público como con sus familiares. Es por ello que su esposa, Luisi Ameztoy, con quien contrajo matrimonio hace casi cinco décadas, se ha convertido en el pilar fundamental de su vida.

Karlos Arguiñano en un evento / Gtres
Karlos Arguiñano en un evento / Gtres

Fue hace un par de meses cuando el cocinero desveló en el programa Dos parejas y un destino que su pareja no estaba atravesando por su mejor momento: “Luisi, mi esposa, no sale de casa por la pena. (…) Mi mujer ha estado meses sin salir de casa. La suerte es que no vivimos en un piso sino en el campo y ha podido pasear porque tenemos huelga, gallinero, animales…”. Unas declaraciones que hicieron que sus fans comenzaran a preguntarse el por qué de ese malestar.

Karlos Arguiñano en un photocall / Gtres
Karlos Arguiñano en un photocall / Gtres

El profesional de los fogones no podía haber imaginado que sus palabras fueran a tener tanta repercusión mediática, por lo que quiso aclarar cuál era el estado de salud de su esposa en una entrevista para el diario ABC, confirmando que Luisi se encuentra “en perfecto estado de salud” y desmintiendo los rumores que aseguraban lo contrario. Lo cierto es que, al igual que a miles de personas en todos los rincones del planeta, a la mujer de Arguiñano le afectó la llegada del coronavirus y las restricciones y el miedo que eso conlleva. Nada que ver con ningún otro achaque de salud que pudieran haberse imaginado algunos seguidores o medios de comunicación a raíz de sus pasadas declaraciones.

Karlos Arguiñano en 'El Hormiguero' / Antena 3
Karlos Arguiñano en ‘El Hormiguero’ / Antena 3

Demostrando que la situación en su casa es totalmente normal, el presentador de Cocina abierta de Karlos Arguiñano fue el último invitado a El Hormiguero. En el espacio de Antena 3, el chef pudo demostrar su naturalidad una vez más al no tener reparo en sacar el tema sobre su esposa: “Yo conté hace un año en el programa Dos parejas y un destino que presenta Anne Igartiburu en Televisión Española que Luisi estaba muy triste por la pandemia y ha pasado un año y todavía siguen diciendo el drama de la familia Arguiñano. Y Luisi está muy bien, de verdad, está esperándome para que mañana le prepare la cena”, bromeaba. Además, el cocinero quiso presumir del gran momento de su vida en el que se encuentra en todos los aspectos: “Quise ser cocinero, soy cocinero; me quise casar, me casé; quise tener hijos, tengo siete hijos; quise tener un restaurante, lo tengo; quise tener un hotel, lo tengo; quise hacer una escuela, la hice; quise montar una bodega, la monté. Yo soy una persona muy normal, de los que les costaba aprobar en el colegio, de los últimos de la clase, pero cuando eres constante y honrado, sales adelante”, explicó, zanjando así el tema y dando continuidad a una entrevista divertida y espontánea.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias