El vestuario, contra los 'yihadistas' de la posesión

«Somos el Real Madrid y nadie nos va a dar lecciones de fútbol»

real madrid
Los jugadores del Real Madrid celebran el 2-1 ante el Barcelona en la Supercopa. (AFP)

La plantilla del Real Madrid está acostumbrada a que se minusvaloren sus éxitos y se enfaticen sus fracasos. Conviven con ello partido a partido, pero tanto Ancelotti como el vestuario blanco no entienden que ahora, después de su victoria en el Clásico, se resucite el viejo debate del estilo en el que se sublima tener la pelota y se criminaliza el contragolpe. Los jugadores del Madrid están hartos de los yihadistas’ de la posesión. «Somos el Real Madrid y nadie nos va a dar lecciones de fútbol», dicen.

El día después de la victoria ante el Barcelona en el Clásico nadie en la expedición madridista en Arabia Saudí, desde el presidente Florentino Pérez hasta el último de los utilleros, pasando por Ancelotti y los futbolistas, entendió cómo fue el Barça el que acaparó los elogios de la crítica hasta el punto de convertir a Xavi Hernández en una suerte de heredero ungido del guardiolismo a pesar de haber perdido contra el Real Madrid.

En el vestuario madridista hay jugadores con experiencia suficiente para saber que los partidos se ganan en el césped y no en las tertulias, en los periódicos o en los platós, pero a todo el mundo le gusta que le reconozcan su trabajo y los jugadores, que suelen tener un ego importante, no entendieron cómo el Real Madrid, que había ganado el Clásico, aparecía como el malo de la película.

Ancelotti no se mordió la lengua y ejerció de portavoz del pensamiento unánime de la plantilla del Real Madrid y lo hizo en la rueda de prensa posterior al Clásico y en la entrevista del pasado jueves en la televisión oficial del club. «Intentamos encontrar la debilidad del rival, que en el caso del Barcelona es la falta de equilibrio. Y en este sentido la habilidad de Vinicius o Asensio y la de los medios nos dio la ocasión de marcar y de tener oportunidades.», dijo Carletto en un elegantísimo zasca a Xavi Hernández y los yihadistas de la posesión.

El zasca de Ancelotti a Xavi

Y dejó una reflexión extra que resume lo que piensan todos sus futbolistas y gran parte del madridismo. «La fuerza de un equipo es la de no tener una sola identidad, porque en el fútbol hay muchas cosas: posesión, balón parado, contragolpe, juego en largo…. En el fútbol tienes que ser listo para hacer muchas cosas, conseguir eso es una habilidad y no una debilidad», concluyó el entrenador del Real Madrid.

Las palabras de Ancelotti le han hecho sumar puntos en un vestuario que ya se metió en el bolsillo a las primeras de cambio. «Nadie que no sea nuestro entrenador nos tiene que decir cómo debemos jugar», aseguran los pesos pesados de un Real Madrid que ya se prepara para la batalla final de esta Supercopa. Será ante el Athletic de Marcelino, otro de esos equipos prosaicos y pragmáticos que no se obsesiona con tener el balón sino con ganar los partidos. Igual que el Madrid.

Lo último en Real Madrid

Últimas noticias