Exclusiva

Isabel Pantoja no tiene quién la defienda

Isabel Pantoja está viviendo uno de los peores momentos de su vida. Una guerra con su 'pequeño del alma' en la que se encuentra más sola y con menos apoyos que nunca.

  • LOOK

Los muros de Cantora  se han convertido en el gran refugio de Isabel Pantoja, que ha optado por guardar silencio y esconderse en la finca que antaño compartió con su marido, Francisco Rivera ‘Paquirri’, mientras todo su mundo parece desmoronarse. La entrevista concedida por su hijo Kiko en el especial ‘Cantora: la herencia envenenada’ mostró una faceta de la artista hasta el momento desconocida y se convirtió en el comienzo de una guerra sin cuartel que todavía tiene mucho que ofrecer.

Kiko Rivera en su entrevista más sincera en el especial 'Cantora: la herencia envenenada'./Telecinco
Kiko Rivera en su entrevista más sincera en el especial ‘Cantora: la herencia envenenada’ / Telecinco

13 días después de uno de los momentos más importantes para Kiko, que descubrió que no se había cumplido la voluntad de su padre de que él fuera el único heredero de Cantora, la artista aún no se ha pronunciado. Se ha dicho mucho sobre lo que está viviendo o planeando hacer la tonadillera, pero lo cierto es que nada de ello ha salido ni de sus labios ni de los de su gran aliado, su hermano Agustín. Esto no ha provocado que la situación se haya puesto en pausa. Ni mucho menos. El tema sigue generando un gran interés e Isabel es la gran protagonista de decenas de noticias que intentan desgranar cuál es su verdadera situación económica y cuál va a ser el futuro de los bienes de Paquirri, aquellos que los hijos mayores del diestro, Francisco y Cayetano, podrían recuperar tras años de lucha contra Isabel.

La sensación que da todo es que a lo largo de su vida la artista sevillana se ha granjeado una gran cantidad de enemistades. Han sido muchos los que, animados por las palabras de Kiko, han aprovechado para seguir mostrando la faceta más desconocida de Pantoja, revelando anécdotas y situaciones sorprendentes.

Isabel Pantoja
Isabel Pantoja está viviendo su época más complicada / Gtres

Todas las historias tienen dos versiones, pero conocer la de Isabel está siendo imposible. Ella guarda silencio, sí, pero también sus posibles aliados. Según ha podido saber LOOK en exclusiva, a día de hoy Isabel Pantoja no tiene quien dé la cara por ella. Fuentes cercanas a la ‘La fábrica de la tele’, la productora encargada de los especiales de Cantora, han asegurado a este medio que llevan desde la pasada semana, en la que se empieza a perfilar el contenido del tercer programa, buscando a una persona cercana a la tonadillera que pudiera ofrecer el contrapunto este viernes. Pero ha sido imposible. Isabel se encuentra más sola que nunca en los platós y es que no cuenta con un solo testimonio que la defienda o dé una imagen más amable de ella.

Isa P., un apoyo en la lejanía

Isa Pantoja
Su hija, Isa Pantoja, se ha posicionado a su lado, pero está participando en un reality / Gtres

De momento, la única que ha salido en su defensa ha sido su hija Isa, -aunque también ha asegurado que entiende a su hermano-, pero dado que se encuentra concursando en ‘La casa fuerte’ junto a su novio, Asraf, no puede formar parte activa de su defensa. Anabel, su sobrina, siempre ha sido su gran apoyo, llegando a mentir en ‘Sálvame’ para cubrir las espaldas de la familia, pero en esta ocasión ha optado por ser imparcial. No quiere elegir entre su tía y su primo, aunque mantiene que su tía no es como se la está retratando.

Dos posibles defensoras que guardan silencio

Con la figura de Agustín en la sombra, solo hay dos personas que podrían convertirse en las grandes portavoces y escuderas de Isabel Pantoja. Dos mujeres que la conocen muy bien, que la idolatran, que la han apoyado en diferentes momentos de su vida, pero que tienen grandes problemas entre sí: las presidentas de sus clubes de fans, Mari Ángeles, la presidenta del club de fans de Valencia, y Celeste, la presidenta del club de Madrid.

Isabel Pantoja
Agustín Pantoja también guarda silencio, por lo que las opciones de defensa de Isabel son reducidas / Gtres

Este es, sin duda, un hecho muy curioso y es que representa a la perfección el aislamiento de Isabel, pues el núcleo de personas que podrían dar la cara por ella se ha visto reducido al entorno de sus fans. Sin embargo, ninguna de ellas atiende, de momento, al requerimiento de los periodistas. ¿Por qué? Por dos posibles motivos, que se lo haya pedido la cantante, algo que aceptarían dado que es su gran ídolo, y la tensión que existe entre las presidentas.

Si históricamente era Celeste su gran confesora, hace unos días LOOK descubrió en exclusiva que el puesto pertenecía ahora a Mari Ángeles, la elegida de Isabel Pantoja para ser su paño de lágrimas en su momento más amargo. La decisión era de la propia artista, quien el pasado mes de febrero optaba por poner a Celeste, hasta la fecha su fan más fiel, en un segundo plano tras varios desencuentros.

Un distanciamiento que se reflejó hace unos días cuando el club de fans de Madrid tardó en acatar la última orden de Agustín Pantoja, que pidió que defendieran a Isabel Pantoja frente a la actitud de Kiko en sus respectivos perfiles de redes. Una orden que el club de Valencia, es decir Mari Ángeles, acató de inmediato y que, por el contrario, el club de Madrid, capitaneado por Celeste, se negó a realizar en un primer momento, aunque finalmente firmó el escrito y publicó la petición en sus perfiles. Aún así, Celeste sigue siendo fiel a la tonadillera, aunque ahora no sea ella quien guarde sus secretos. De hecho, este medio tiene unas imágenes recientes de Celeste en las que se ve como, pese a que su ídolo está viviendo uno de los momentos más difíciles de su vida, ella no está a su lado, al menos de manera física.

La historia sigue su curso, lo que permite que sigan apareciendo nuevos protagonistas. ¿Se atreverá alguien a dar el paso y salir en defensa de Isabel Pantoja y su cuestionada reputación?

Lo último en Famosos

Últimas noticias