Belén Esteban y los cuatro fiascos que le impiden salir de la televisión

Ver vídeo

Se puede decir que Belén Esteban ha dedicado toda su vida profesional al mundo de la televisión. Al poco de conocer al que sería el padre de su hija, Jesulín de Ubrique, la madrileña, que en aquel momento tenía 22 años, comenzó a acaparar portadas y minutos en los principales programas y revistas de la época. Sin embargo, su gran salto a la pequeña pantalla se produjo tras su ruptura con el torero. La primera vez que se sentó en un plató, fue 13 de julio del año 2000 y de la mano del programa ‘Tómbola’, en el que definió al de Ubrique como “el hombre más maravilloso del mundo”, dio detalles sobre su separación y desveló que este llevaba un mes y medio sin ver a su hija.

Belén Esteban
Belén Esteban es uno de los rostros más asentados de la televisión / Telecinco

Desde aquel momento, Belén Esteban se convirtió en un auténtico animal televisivo y, hasta la fecha, su currículum no ha hecho más que crecer bajo la estela de los programas del corazón más exitosos: ‘Como la vida’, ‘Sabor a ti’, ‘Día a día’, ‘El programa de Ana Rosa’, ‘La Noria, ‘Abre los ojos… y mira’, diferentes ediciones de ‘Gran Hermano’ y, especialmente, ‘Sálvame’, en el que tiene su silla fija desde el comienzo del formato, el 19 de marzo de 2009.

Es cierto que a la de Paracuellos del Jarama nunca le ha faltado trabajo y, gracias a su esfuerzo, ha podido tener una vida acomodada. Pero aún así, la conocida como ‘Princesa del pueblo’ lleva años queriendo dar un paso más, porque, según ella misma confesó en noviembre de 2019: “Quiero dejar ‘Sálvame’ y la televisión para siempre y dedicarme a vivir”.

Belén Esteban
Belén Esteban quiere dejar la televisión y, para conseguirlo, ha probado con diferentes negocios alternativos / Instagram

Para lograr este objetivo lleva años buscando una salida laboral alternativa, pero lo cierto es que no ha tenido mucha suerte. En total, son cuatro los negocios con los que Belén se ha lanzado al mundo empresarial. El primero de todos nació en los primeros años 2000, cuando su relación con Jesulín de Ubrique era reciente. La familia del diestro, le impulsó una tienda de bolsos ubicada en el barrio madrileño de Bilbao que no dio los frutos esperados.

Y aunque no triunfó como se esperaba, a ella nunca se le quitó la idea de tener su negocio y, casi dos décadas después, apostó por una colección de velas para perfumar el hogar bajo el nombre de ‘Home Decor’. Lo comenzó con la mayor de las ilusiones, tal y como Look publicaba en primicia en febrero de 2020, desvelando todos los detalles del que era un sueño hecho realidad para Belén, se fue desinflando con el paso de los meses. La llegada del coronavirus y el confinamiento obligatorio a la población hizo estragos en la idea de negocio de Belén, que aunque tuvo un repunte cerca de la Navidad, tuvo que echar el cierre. Y eso que lo intentó todo, incluso bajar de manera considerable el precio de las velas: las de 40 euros pasaron a costar 14,99 y las de 35, 14,99 euros. Pero ni aun así.

Un negocio que acabó en una gran discusión

Lejos de darse por rendida, volvió a probar suerte en el mundo empresarial. Siguiendo la estela de su gran amiga Anabel Pantoja, la madrileña se convirtió en diseñadora de joyas, lanzando su propia línea. Un proyecto en el que, según pudo saber Look en aquel momento, llevaba meses trabajando con la intención de sorprender a sus seguidores y que, de hecho, dio mucho de qué hablar. Pero no como ella se hubiera imaginado, pues a menos de un mes de que las piezas vieran la luz, decidió renunciar a su colección de joyas y, por lo tanto, a los jugosos beneficios que le estaba reportando.

Rosalía, Belén Esteban
El negocio de las joyas no terminó nada bien y eso que conquistó hasta a Rosalía / Instagram

El catalizador de este fin fue una sonaba discusión con Anabel Pantoja en pleno directo en ‘Sálvame’ que casi se lleva por delante su amistad. «Tengo dos fotos subidas de las joyas, pero he dejado la marca y esta noche las voy a quitar», afirmaba Belén aquel 21 de enero. «No voy a seguir trabajando con ellos. Yo quiero trabajar con gente seria, no con gente que me meta mierda. Estas joyas que llevo hoy son de Miguel y mías de toda la vida. A ellos les he dicho que no se les ocurra etiquetarme. Yo no tengo contrato. Tampoco quiero que las joyas que se estén haciendo se las den a Anabel, porque tengo las fotos. No voy a trabajar con esta marca porque quiero trabajar con gente seria y a mí y a Anabel nos han metido en un lío muy gordo, me lo he creído. Y lo que más me duele es que yo he desconfiado de mi amiga».

Una decepción muy grande que, una vez más, no consiguió que se viniera abajo. A finales de abril de este año, a pocas semanas de la llegada del verano y del calor, Belén Esteban volvía a la carga, esta vez con más ilusión que nunca y con un proyecto estudiado y que nada tenía que ver con el mundo de la moda o los complementos. ‘Sabores de La Esteban’ es a día de hoy su gran ilusión, una firma de alimentación bajo la cual ha sacado dos productos: un gazpacho y un salmorejo.

Belén Esteban
‘Sabores de La Esteban’ es a día de hoy su gran ilusión / Instagram

Su acogida no pudo ser mejor. Además de las buenas críticas de quienes lo han probado, una gran cantidad de rostros conocidos le dieron su apoyo de manera pública. Entre ellos, Antonio Orozco, Pablo Alborán, Eugenia Martínez de Irujo, Dulceida o la internacional Rosalía, la cantante favorita de Belén.

Los meses de verano han ayudado a su expansión, pues son dos recetas que más se consumen en esta época del año. Tal ha sido el éxito, que según publicó ‘Informalia’, la empresa que produce ‘Sabores de la Esteban’ ha tenido que ampliar su plantilla en un 20% por la gran demanda. Y eso que la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) no le ha dado una gran nota en su ‘Comparador’, en el que han estudiado una gran variedad de gazpachos para encontrar al que según ellos es el mejor. El de Belén no ha salido muy bien parado, pues solo ha conseguido una valoración de 63 puntos sobre 100, quedando lejos de los primeros puestos y por debajo de algunas marcas blancas de supermercado.

Parece que la buena estrella de Belén Esteban en el dato del share no es proporcional a su suerte en los negocios. Aun así, la de Paracuellos del Jarama sigue firme en su intención de salir del mundo televisivo y, según ha podido saber Look, los gazpachos no son su último intento, pues ‘amenaza’ con hacer crecer su imperio.

Lo último en Famosos

Últimas noticias