Decoración

Este es el tipo de cuadro que encaja con cada personalidad

Los cuadros son un elemento decorativo que solemos regalar o usar para darle personalidad a cualquier habitación.

Este es el tipo de cuadro que encaja con cada personalidad
Este es el tipo de cuadro que encaja con cada personalidad

Un cuadro es un elemento decorativo que solemos regalar o usar para darle personalidad a cualquier habitación. Low cost en su mayoría, personalizados a amor a primera vista, muchos son los motivos que nos empujen a dar el paso de hacernos con este elemento decorativo. Unas paredes blancas están vacías sin unos cuadros o láminas que la vistan. Al igual que las personas que necesitamos la ropa, las casas deben hacerse con unos cuadros que sirvan para reflejar la personalidad de los que viven en ella. Los cuadros nos hablan un poco de cada persona que habita aquella casa. Si estás pensando en regalar un cuadro o quieres saber qué personalidad refleja en tu decoración, toma nota de estos consejos.

Hay un tipo de cuadro que encaja con cada personalidad

Los mapas son para personas aventureras. Si te encantan los mapas o quieres regalar uno a alguien, este hecho está relacionado con la personalidad un tanto aventurera y atrevida. Cada vez que mires ese mapa aparecerá ante ti un nuevo horizonte, un lugar al que ir o un pequeño rincón en el que refugiarse. Están muy de moda y son perfectos para un salón, despacho e incluso un dormitorio de una pareja viajera.

Las acuarelas son perfectas para perfeccionistas. Esas personas que llevan siempre las uñas impecables, los mechones de pelo siempre fijos en su sitio y visten de colores discretos son los amantes de las acuarelas. Este tipo de pintura nunca destaca, siempre encaja con el resto de decoración en un perfecto equilibrio. Unas acuarelas que visten un salón o una entrada son una buena carta de presentación.

Las flores y plantas indican una personalidad muy natural. Las paredes de tu casa están plagas de flores y planas, eso indicará que eres alguien muy transparente y natural. No te gusta nada lo artificial, prefieres ir siempre de cara y nunca pedirás nada que no te merezca. Justo y amante de lo que se ve y siente, los cuadros con plantas son una buena carta de presentación.

Las fotos reflejan a alguien muy realista. Ser una persona que le gusta ver todo tal como es, que no quieres que la fantasía se instale en tu vida, con los pies en el suelo, eso es lo que reflejarán los cuadros con fotografías. Lo mejor de este tipo de decoración es que es totalmente personalizable, sin que pueda haber dos fotos iguales. Es algo único y realista, con alma.

Incluir letras o tipografías en los cuadros es una manera de demostrar la creatividad. Los amantes de las letras, de las palabras escritas, de los juegos de palabras y de algunos textos en forma de frases pintadas en la pared tiene una mente extremadamente imaginativa. La creatividad forma parte de su día a día y lo reflejan de una manera especial gracias a las letras de sus paredes.

Los puzles y los trabajos colgados de las paredes son parte de la decoración de alguien que quiere demostrar que el esfuerzo es importante en su día a día. Pasarse varias semanas o días haciendo un puzle, es motivo para enmarcarlo, los trabajos de punto de cruz o los detalles hechos a mano colgados de la pared pertenecen a alguien capaz de cumplir todos sus sueños a base de grandes esfuerzos.

Los cuadros abstractos son de alguien que quiere darle significado a la vida. Un filosofo o una persona que desee escribir su propia historia. Cada cuadro de la pared parecerá que tenga un significado, es cuestión de dárselo. Las personas con cuadros abstractos son de las que hablan por los codos e intentar encontrar una explicación a todo lo que les rodea. Un salón con este tipo de cuadros puede dar lugar a grandes conversaciones.

Unos marcos sin nada son tendencia en casa de las personas minimalistas y elegantes. No se necesita nada más que un marco bonito colgado de la pared para demostrar que nada es más importante como uno mismo. Esa idea de que no hay nada, pero en realidad está todo bien posicionado, es una tendencia decorativa y personal muy extendida. Una pared de un solo color, con unos marcos bonitos colocados solo es apta para personas con estilo y elegancia.

Estos tipos de cuadros que puede haber en tu pared o en casa de una persona conocida reflejan más de lo que parece. Si quieres redecorar un espacio o te sientes atraída por un tipo de imágenes en tus paredes, tendrá un significado. Mapas, acuarelas, abstractos o puzles en marcos, todo es posible. La decoración de tu casa es la parte más personal de ese refugio que durante estos meses nos ha demostrado su importancia, cuida cada pared o rincón y deja que te transmita toda su esencia. Un cuadro bien colocado puede cambiar por completo una habitación, es una forma de decorar low cost que prácticamente podemos hacer a medida. A partir de ahora podrás saber qué significa cada uno de los cuadros que te gustan.

Lo último en Estilo

Últimas noticias