Cita de sábado

La Reina Letizia apuesta por el ‘total black’ en una noche de ópera

No cabe duda de que don Felipe y doña Letizia son dos grandes aficionados a la ópera. Siempre que pueden y su agenda se lo permite, Sus Majestades acuden a alguno de los teatros de la capital para disfrutar de una buena sesión de la mano de los mejores intérpretes. Una tradición que ya seguía la propia Reina cuando era Princesa, frecuentando el Teatro Real en muchas ocasiones.

Pese a ser la ópera uno de sus hobbies favoritos, en ocasiones algunos viajes o actos oficiales les obligan a tener que prescindir de ella. En una última ocasión, los Reyes no pudieron inaugurar la temporada de ópera de este 2021 pese a haber confirmado su asistencia, ya que viajaron hasta la isla de La Palma por la erupción del volcán Cumbre Vieja. En su lugar pudo disfrutar del espectáculo de La Cenerentola de Rossini la Reina Sofía, que fue recibida con una ovación.

La Reina Letizia y el Rey Felipe en el photocall del Teatro Real / Gtres
La Reina Letizia y el Rey Felipe en el photocall del Teatro Real / Gtres

Pero esta ausencia no se ha convertido en costumbre y en cuanto ha tenido lugar un nuevo estreno, los padres de la Princesa Leonor han confirmado su asistencia. Esa cita ha tenido lugar durante esta misma tarde, ya que el monarca español y su esposa podrán disfrutar de Parténope, con música de Georg Friedrich Händel. La obra está basada en un libreto anónimo y es una adaptación del de Silvio Stampiglia para la Ópera de Leonardo Vinci que se estrenó en el King’s Theatre de Londres hace casi tres siglos.

Los Reyes han llegado al Teatro Real, aunque esta vez lo han hecho sin la compañía de sus hijas. Y es que aunque las dos jóvenes estén encantadas de acudir a cualquier evento cultural, probablemente sus quehaceres estudiantiles no se lo hayan permitido. De hecho, la última vez que pudimos ver a la Familia Real al completo disfrutando de un espectáculo de este estilo fue en el Día de la Madre, donde presenciaron Peter Grimes, una ópera de Benjamin Britten.

En un evento que resulta ser lo más parecido a una cita romántica para ambos, Letizia y Felipe han llegado al Teatro Real con dos estilos de lo más elegantes. El hijo del rey emérito apostó por un traje negro combinado con una corbata marrón de tela satinada. Este tejido y color son toda una tendencia de esta temporada, así que como buena seguidora de modas es probable que haya sido doña Letizia quien haya aconsejado a su marido con esta opción.

La Reina Letizia posando / Gtres
La Reina Letizia posando / Gtres

En cuanto a la consorte, hemos podido verla con un look total black muy discreto aunque con un toque festivo. La Reina Letizia se decantó por un pantalón de corte palazzo con pinzas, aunque la parte superior del conjunto era más ceñida, con brilli brilli, sin mangas y con cuello redondo, lo que dejaba ver más fácilmente la esbelta silueta de la esposa de Felipe VI. Sus complementos tampoco han pasado desapercibidos, ya que los pendientes chandelier de oro blanco y diamantes que ha lucido Letizia ya pudimos vérselos durante su visita a Washington en 2015. Todo un acierto para dar luminosidad a un outfit monocromático y oscuro. Además, no ha querido que su melena escondiera estos preciosos adornos y se la ha recogido con una coleta baja de estilo messy. Por otra parte, el anillo por el que ha apostado es su Karem Hallam, un complemento que ya se ha convertido en un amuleto para la nuera de la reina Sofía.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias