UN CAMBIO NECESARIO

La Reina Isabel renuncia por precaución a su gran ilusión de Navidad

Ver vídeo

La Reina Isabel no pasará la Navidad en su residencia de Norfolk, Sandringham. A pesar de que hace algunas semanas la monarca viajó en helicóptero hasta allí para supervisar personalmente algunos de los preparativos de cara a las fiestas, fuentes del Palacio de Buckingham han confirmado que, por segundo año consecutivo, Isabel II permanecerá en el Castillo de Windsor. El aumento de los contagios y la situación de emergencia sanitaria de las últimas semanas han hecho que la soberana tome esta decisión, sobre todo por una cuestión de precaución. Las autoridades británicas han animado a la población a que sea prudente en este tema y evite las reuniones más allá de su círculo de convivencia para intentar controlar la propagación.

Reina Isabel
La Reina Isabel en una imagen de archivo en Sandringham / Gtres

Ante este nuevo escenario y, al igual que el pasado año, la Reina pasará las fiestas en el Castillo de Windsor, donde se prevé que reciba la visita de parte de su familia. Es allí donde también grabará su tradicional mensaje de Navidad, que se emite al mediodía del día 25. Unas fiestas que este año son especialmente complicadas para la monarca ya que es la primera vez que estará sin su marido, el duque de Edimburgo, fallecido a principios del mes de abril, precisamente en Windsor poco después de recibir el alta tras su último ingreso hospitalario.

La Reina Isabel en un acto reciente en Windsor / Gtres

No es esta la única decisión que se ha tomado desde Palacio como precaución por la nueva variante, que está haciendo estragos en todo el mundo. Hace unos días se confirmaba la cancelación del tradicional almuerzo que la Reina suele ofrecer a su familia más amplia en Buckingham y que este año iba a celebrarse en el Castillo de Windsor.

Unos meses delicados

El pasado mes de octubre, tras cancelar su presencia en un viaje a Irlanda del Norte y pasar una noche ingresada en el hospital, fuentes oficiales anunciaron que la Reina Isabel iba a tomarse al menos dos semanas de descanso alejada del ojo público. Una decisión que se ha mantenido hasta la fecha, ya que solo se la ha visto en audiencias en su residencia, tanto presenciales como virtuales. Además, se ha confirmado que, a partir de ahora, cuando retome su agenda irá siempre acompañada de otro miembro senior de la familia real, para evitar contratiempos en caso de que por algún motivo no pueda asistir.

Reina Isabel
La Reina Isabel posa junto al príncipe Carlos en un jardín / Gtres

A pesar de que el compromiso de la monarca con la institución es firme, a nadie se le escapa que tanto su edad, así como la delicada situación de los últimos tiempos le ha pasado factura. Sin embargo, parece que, a punto de celebrar un nuevo e histórico jubileo -setenta años ya en el trono-, Isabel II no tiene intención de dar un paso atrás y dejar el camino libre a las nuevas generaciones, con todo lo que esto supone.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias