Una ciudadana más

Kate Middleton aparece por sorpresa en una manifestación que estaba prohibida

La duquesa de Cambridge se ha unido a miles de ciudadanos británicos para rendir homenaje a Sarah Everard, hayada muerta el pasado viernes.

Ver vídeo

Este fin de semana Kate Middleton ha aparecido por sorpresa durante una de las vigilias celebradas en memoria de Sarah Everard, asesinada a principios del mes de marzo. La ejecutiva de marketing volvía caminado a su casa en Brixton tras visitar a unos amigos en Clapham, al sur de Londres. Nadie la volvió a ver. A los diez días después, se localizó su cuerpo. Había sido asesinada, un crimen por el que el policía Wyne Couzens ha sido detenido la noche del viernes, en el sureste del país, donde reside y donde el cuerpo de la víctima fue hallado al día siguiente en un bosque de Kent.

Kate Middleton rindiendo homenaje a Sarah Everard./Gtres
Kate Middleton rindiendo homenaje a Sarah Everard./Gtres

Este terrible acontecimiento ha provocado concentraciones en todo Reino Unido, pese a las restricciones que hay en el país debido al avance del coronavirus. Sin embargo, muchos ciudadanos británicos han convocado una manifestación en el parque de Clapham Common. Dicho homenaje estaba prohibido, pero finalmente, ha sido celebrado y miles de personas se han acercado a llevar velas y flores en memoria a la víctima, bajo el lema: “Reclamemos estas calles”.

Concentración en Londres por el asesinato de Sarah Everard./Gtres
Concentración en Londres por el asesinato de Sarah Everard./Gtres

Lo que nadie se esperaba era que la mismísima Kate Middleton se uniría por sorpresa. La duquesa de Cambridge ha aparecido junto a la multitud, sin mascarilla con un pantalón oscuro y parka marrón. Con semblante serio se ha quedado unos minutos mirando la gran cantidad de adornos florales que han dejado en el lugar. De hecho, ella misma ha llevado unos narcisos que ha colocado en el monumento. Según una fuente de la Casa Real, Kate también «ha querido recordar lo que suponía para cualquier mujer recorrer sola las calles de Londres”.

Kate Middleton en una imagen de archivo./Gtres
Kate Middleton en una imagen de archivo./Gtres

Semana polémica

No ha sido la mejor semana para Kate Middleton. Hace justo siete días, Meghan Markle y el príncipe Harry daban su entrevista más demoledora a Oprah Winfrey. Durante la conversación, su cuñada contó su versión de los hechos sobre cómo fue uno de los episodios por los que la que la exactriz fue duramente criticada días antes de su propia boda. Meghan ha revelado que en el rifirrafe con su cuñada, no fue Kate quien lloró, sino que fue ella. Ambas tuvieron un encontronazo al no estar de acuerdo en los vestidos que lucirían las niñas que formaron parte del cortejo nupcial.

“Unos días antes de la boda, ella -Kate- estaba disgustada por algo relacionado con los vestidos de las niñas, y eso me hizo llorar, hirió mis sentimientos. Pensé que, teniendo en cuenta el contexto de todo lo que estaba ocurriendo esos días, y sabiendo lo que estaba pasando con mi padre, no tenía sentido no apoyarme como estaba haciendo todo el mundo”, declaró la mujer de Harry. “Me envió flores y una nota disculpándose. Hizo lo que yo misma hubiera hecho si supiera que he hecho daño a alguien, asumir la responsabilidad”, aseguró la duquesa de Sussex a la periodista.

Meghan Markle y el príncipe Harry durante la entrevista con Oprah Winfrey./Gtres
Meghan Markle y el príncipe Harry durante la entrevista con Oprah Winfrey./Gtres

Por el momento, Kate Middleton no se ha pronunciado ante estas nuevas declaraciones sobre la polémica que acaparó infinidad de titulares en diferentes medios de comunicación. Sin embargo, el príncipe Guillermo, dejó claro en su último acto en Londres, que por ahora, no ha hablado con su hermano de la entrevista que no dejó en un buen lugar a la Familia Real británica, pero que tiene pensado hacerlo.

 

Lo último en Casa Real

Últimas noticias