Notable ausencia

Los Grimaldi inauguran la Navidad en Mónaco sin Charlene

Recién entrado el mes de diciembre, en Mónaco ya han dado el pistoletazo de salida a la Navidad, aunque sin Charlene. El príncipe Alberto ha presidido el evento de inauguración de una de las atracciones más típicas de la temporada. Una cita a la que ha acudido con gran parte del clan Grimaldi pero sin su esposa, que permanece ajena a toda actividad mientras se recupera de su afección.

Familia Real de Mónaco inaugurando la Navidad / Gtres
Familia Real de Mónaco inaugurando la Navidad / Gtres

En el Principado son típicas por estas fechas las norias y las decoraciones navideñas en víspera de que acabe el año. Motivo suficiente para que algunos miembros de la Familia Real de Mónaco como Carolina; sus hijos, Pierre y Alejandra de Hannover; y Beatrice Borromeo y sus hijos no hayan querido perderse la ocasión de acompañar al soberano en un día tan especial. Como no podía ser de otra manera, los pequeños Jacques y Gabriella también han disfrutado del evento junto a su padre, aunque eso sí, ataviados con abrigos para protegerse de las bajas temperaturas de la ciudad. Con looks mucho más coloridos y alegres que el resto, los pequeños de la casa disfrutaron de una jornada llena de emoción y aplausos. Por su parte, Gabriella lució una diadema de reno, mientras que el resto de los niños jugaban con unas banderas de Canadá que les regalaban en una atracción.

El príncipe Alberto con Jacques y Gabriella / Gtres
El príncipe Alberto con Jacques y Gabriella / Gtres

Lo cierto es que pese a haberse convertido en un “evento multitudinario”, la gran ausencia de las últimas semanas ha vuelto a marcar la aparición de la Familia Real. Tras seis meses en Sudáfrica a consecuencia de una grave infección otorrinolaringológica, Charlene de Mónaco volvió al Principado para reencontrarse con su familia. Aunque esta vuelta a casa parecía el fin de una pesadilla, desde Palacio se hacían eco a través de un comunicado de que la consorte se retiraba de manera temporal de la vida pública para recuperarse completamente de sus problemas de salud. Una información que preocupó a los ciudadanos y que Alberto II quiso aclarar mandando un mensaje alentador a la par que desvelador sobre el estado de su esposa: “Está mejor, pero todavía necesita descanso y paz. […] Hay fatiga, no solo física, que solo se puede tratar con un periodo de descanso y seguimiento”, confesaba. No obstante, este bache ha provocado que el soberano esté más volcado que nunca en su papel como padre. El Príncipe intenta hacer a sus mellizos partícipes de todos los actos de agenda a los que acude con el fin de que noten la ausencia de su madre en la menor medida de lo posible.

Nadie duda de que Mónaco es una de las regiones más reclamadas cuando se acerca la Navidad. Sus mercados navideños y sus atracciones han convertido al Principado en uno de los destinos favoritos para los turistas, aunque lo cierto es que este Christmas Village ha tenido que reducir su aforo considerablemente dado el nuevo repunte de la pandemia. No obstante, los pequeños de cada casa seguirán siendo los grandes protagonistas de la visita gracias al enorme tobogán de nieve, el tiovivo, la pesca del patito, las bolas navideñas o la pista para patinar sobre hielo.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias