UN MOMENTO COMPLICADO

La extraña visita que Charlene de Mónaco recibe casi a diario

Ver vídeo

El pasado 8 de noviembre, la pesadilla de la princesa Charlene durante su estancia en Sudáfrica parecía haber llegado a su fin. La esposa del príncipe Alberto regresaba a Mónaco y se reunía con su familia aunque a nadie se le escapaba el delicado aspecto de la royal, con el rostro cansado y mucho más delgada de lo habitual.

Poco después de su retorno, se confirmaba que la exnadadora no participaría en la agenda del Principado al menos por un tiempo y se perdería citas tan importantes como el Día Nacional de Mónaco. Después de que algunas fuentes cercanas a la Princesa revelasen que su situación en Sudáfrica había sido peor de lo que se había contado, el propio Alberto concedía una entrevista a la revista Paris Match, en la que aseguraba que Charlene estaba en una clínica fuera de Mónaco, para recuperarse de unas secuelas que no son solo físicas.

Charlene y Alberto de Mónaco
Charlene y Alberto de Mónaco en una celebración / Gtres

Varios medios se hicieron eco del presunto lugar en el que la Princesa se encontraba. Un exclusivo centro en Zúrich, donde acuden algunos de los rostros más conocidos de la alta sociedad. Una clínica a la que Charlene se habría trasladado por expreso deseo y tras consensuarlo con su familia, siguiendo además las recomendaciones de un especialista del hospital Princesa Grace que la ha atendido.

Por ahora no se tiene constancia de que ni el Príncipe ni sus hijos hayan visitado a Charlene en este período de recuperación, pero el diario Bild asegura que la Princesa sí que recibe de manera habitual una visita muy especial.

Se trata de Vladislav Doronin, multimillonario y expareja de Naomi Campbell. Al parecer, el ruso visita de manera regular a la Princesa, de quien ha sido amiga durante muchos años. De hecho, no faltó a su boda con el príncipe Alberto y ahora se ha convertido en uno de sus mayores apoyos.

Vladislav Doronin y Naomi Campbell, en un evento en 2012 / Gtres
Vladislav Doronin y Naomi Campbell, en un evento en 2012 / Gtres

Según varias fuentes, se ha visto al ruso en las inmediaciones de la presunta clínica en la que está ingresada Charlene. Una información, por cierto, nunca confirmada por fuentes oficiales del Palacio Grimaldi. En cualquier caso, no es de extrañar que Vladislav Doronin esté de forma regular en Suiza. El ruso se mudó a Ginebra en 1985 tras finalizar sus estudios universitarios y, más adelante, se instaló en la ciudad de Zug, el cantón más rico del país. Una ciudad que parece sacada de un cuento de hadas y que destaca por su baja fiscalidad. La ciudad no está lejos de Zúrich, de manera que si la información finalmente se confirma, no resultaría nada extraño.

Por el momento, desde la Casa Grimaldi no han dado más detalles sobre la evolución de la Princesa ni se sabe con certeza cuándo podrá reincorporarse a la vida institucional. Tal como el propio Alberto revelaba, «su agotamiento es tanto físico como mental» y ahora lo más importante es que esté centrada en su rehabilitación. Mientras tanto, el soberano cuenta, además de con el cariño de sus hijos menores, del inestimable apoyo de sus dos hermanas, que ejercen de representantes de la familia siempre que es necesario.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias