MISTERIO EN MÓNACO

Las inesperadas revelaciones de Alberto de Mónaco: el retiro de Charlene y la nueva vida de sus hijos

Ver vídeo

La sombra de la incertidumbre continúa planeando sobre el Principado de Mónaco. A pesar del regreso de la princesa Charlene a principios del mes de noviembre, los rumores sobre su estado no han cesado. Máxime cuando algunas fuentes cercanas a la familia han declarado que su situación ha sido mucho más grave de lo que en un principio se podía pensar, tanto que apenas podía comer, lo que podría explicar su extrema delgadez.

Si bien es cierto que la Princesa por fin podía regresar a casa el 8 de noviembre, la realidad es que no ha permanecido en Mónaco. Tal como el propio príncipe Alberto confirmaba, Charlene está fuera del Principado, en un lugar adecuado en el que se encuentra descansando y recuperándose. El Príncipe aseguraba en una entrevista que la exnadadora necesitaba tiempo para restablecerse, porque el daño que había sufrido había sido «más que físico», pero no ofrecía más detalles sobre su paradero.

Sin embargo, ahora, varios medios han publicado que Charlene se encuentra descansando en el exclusivo centro Paracelsus Recovery, ubicado en la localidad suiza de Zúrich. Una clínica con un extenso grupo de profesionales que ofrece tratamientos para personas en situaciones complicadas, como depresión, trastornos alimenticios o cuadros de ansiedad. La clínica es una de las más famosas del mundo y tiene un coste de entre 50.000 y 300.000 euros al mes, dependiendo del tratamiento. Una información que, como era de esperar, no ha sido confirmada por fuentes oficiales, que se caracterizan por el hermetismo en lo que consideran temas privados de la familia Grimaldi.

Charlene y Alberto de Mónaco en un acto oficial / Gtres
Charlene y Alberto de Mónaco en un acto oficial / Gtres

No obstante, el soberano ha concedido una nueva entrevista a la revista Paris Match, en la que ha hablado de la situación y de cómo están viviendo sus hijos esta etapa.  «Lo están haciendo bastante bien. Por supuesto, extrañan a su madre, pero entienden que necesita descansar para encontrarlos mejor. La apoyan en su recuperación enviándole mucho amor. También saben que muy pronto tendrán mensajes de ella y que iremos a verla lo antes posible. Mi familia es mi prioridad: sin descuidar los asuntos del Estado, estoy lo más pendiente posible de ellos», ha declarado el Príncipe, que ha confirmado que desde hace algunas semanas sus hijos no van a a la escuela, sino que se ha establecido una pequeña aula en el palacio en la que reciben clase junto a otros niños del mismo colegio.

Charlene
Charlene de Mónaco y su familia / Gtres

El soberano ha reconocido que se siente muy feliz de contar con el apoyo de su familia en estos momentos. Y es que tanto la princesa Carolina como Estefanía están siendo sus mejores compañeras en esta etapa: «en este periodo delicado, mis hijos y yo nos sentimos muy rodeados, apoyados por nuestra familia, comenzando con mis hermanas. Estamos muy contentos y agradecidos por el apoyo familiar, pero también el de los amigos cercanos”, ha dicho el Príncipe, que insiste en que Charlene necesita descanso y tranquilidad para poder reponerse lo antes posible.

El hermano de Carolina de Mónaco asegura que en ningún momento se ha producido una discusión entre la pareja ni mucho menos que la Princesa se haya sometido a ningún tipo de tratamiento estético. También ha querido dejar claro que Charlene no sufre ninguna enfermedad grave, pero que entre los dos han acordado que lo mejor es que se tome un tiempo de descanso. «Cuando regresó, ella misma era consciente de que su estado de profunda fatiga no le permitiría cumplir con sus obligaciones, y que tenía que buscar ayuda», ha explicado. «Todos estamos pensando en ella constantemente mientras esperamos su regreso definitivo». A su vuelta, sea cuando sea, toda su familia la estará esperando con los brazos abiertos.

 

Lo último en Casa Real

Últimas noticias