UN BOCHORNOSO MOMENTO

Felipe de Edimburgo: un escote, un despiste y un imperdible a tiempo

El príncipe Felipe ayudó a una de las invitadas a una cena en el castillo de Windsor a la que su vestido le jugó una mala pasada.

El príncipe Felipe de Edimburgo está a punto de cumplir cien años y aunque lleva tiempo retirado de la vida institucional, lo cierto es que durante los años en los que estuvo al servicio de la Corona acaparó numerosos titulares por sus excentricidades y controvertidos comportamientos. Y es que no todo el mundo es capaz de compartir un sentido del humor tan peculiar como el del marido de la reina Isabel a quien, por cierto, el Príncipe siempre le ha hecho mucha gracia a pesar de sus frases fuera de tono en muchas ocasiones.

Felipe de Edimburgo
En los últimos años, el duque de Edimburgo apenas ha hecho apariciones públicas / Gtres

Lo que no sabíamos -o al menos no era algo vox populi hasta ahora- es que el duque de Edimburgo en una ocasión ayudó a una dama a evitar un desastre estilístico. No cabe duda de que el marido de la reina Isabel es todo un caballero, que no dudó en ayudar a la expresentadora Susannah Constantine cuando sufrió un percance con su look en una cena en el castillo de Windsor.

Así lo acaba de revelar ella misma, que ha explicado que el Duque salió a su rescate en uno de los momentos más embarazosos de su vida. Susannah estaba invitada a cenar cuando mantenía una relación con el hijo de la difunta princesa Margarita, el vizconde David Linley: “estaba en una cena en el castillo de Windsor y me senté entre el príncipe Felipe y su hijo menor, el príncipe Eduardo. Recuerdo que llevaba un precioso que mi padre me había regalado, pero en un momento me di cuenta de que el Duque se giró hacia mí y fijó la vista en mi escote”, ha explicado Constantine en una entrevista en Woman’s Hour de BBC Radio.

“Me pareció un poco extraño, pero entonces me percaté de que los tirantes se habían roto y mis pechos estaban a la vista de todo el mundo. Inmediatamente un mayordomo apareció con un imperdible y me ayudó a cubrirme”, ha revelado. “El Duque fue muy caballeroso conmigo, hizo todo para evitar que yo me sintiera mal y por ayudarme”, ha recalcado.

Constantine, ahora tiene un blog, “My Wardrobe Malfunction”, en el que habla de errores en términos de moda y allí también ha comentado su cu con fallas en la moda, también habló sobre su percance en la moda real en su blog. “Estaba muy nerviosa y en realidad me veía estupenda con mi vestido. Sin embargo, durante la cena, uno de los tirantes se rompió y no me di cuenta, de hecho seguí hablando como si nada. De repente, el otro también se rompió, dejando mi pecho al aire. Menos mal que el Duque me ayudó, levantó la mano y apareció un mayordomo con dos imperdibles en una bandeja de plata. No tengo idea de cómo se movió tan rápido”, ha revelado.

Parece que a día de hoy nadie más se dio cuenta porque no hicieron comentario alguno: “yo me di cuenta, y estaré eternamente agradecido con el discreto caballero que vino en mi ayuda. La experiencia sería lo suficientemente embarazosa en cualquier cena, pero el hecho de que estuviese cenando con miembros de la realeza lo hace todavía peor», ha explicado la protagonista. Sin embargo, admite que el percance se ha convertido en una de las anécdotas que más divierte a sus conocidos: “es una historia que siempre hace reír a la gente. El vestido ahora cuelga en mi armario, esperando (bien arreglado) a una de mis hijas», resalta.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias