aniversario lejos de casa

El cumpleaños más agridulce del Rey Juan Carlos: un deseo por cumplir y un ‘detalle’ inesperado

Ver vídeo

El Rey Juan Carlos se enfrenta a su segundo cumpleaños lejos de casa. El padre de Felipe VI sopla ya ochenta y cuatro velas y lo hace en un entorno muy diferente del que le hubiera gustado. Al margen de los rumores que en las últimas semanas han apuntado a un posible retorno de don Juan Carlos a España después de que el fiscal suizo Yves Bertossa decidiera cerrar las diligencias sobre la sobre la donación de sesenta y cinco millones a Juan Carlos I, ya que no ha podido acreditar que esos fondos tuvieran un origen ilícito ni que fueran blanqueados. Por otro lado, en lo que respecta a su situación en España, tras las dos regularizaciones fiscales, todo apunta a que lo más probable es que en los próximos meses se cierren las diligencias abiertas contra él, a pesar de que la Fiscalía ha prolongado algunos de los plazos.

Rey Juan Carlos
El Rey Juan Carlos en Abu Dabi. / Gtres

Así las cosas, el panorama judicial del padre de Felipe VI se encuentra mucho más despejado en estos momentos que hace un año, aunque ello no es óbice para que, a día de hoy, el que fuera jefe del Estado durante casi cuarenta años, permanece en su refugio en Abu Dabi y sin visos de regresar a España. Si el pasado año don Juan Carlos contó con la compañía de sus dos hijas, en esta ocasión parece que ni la infanta Elena ni la infanta Cristina estarán con él en el día de su cumpleaños. Según publicaba Vanitatis, las hijas de don Juan Carlos y doña Sofía habían organizado una visita para estar con él en esta fecha señalada e iban a volar a Emiratos este mismo lunes. Sin embargo, a última hora y por motivos que no han trascendido, el plan se ha cancelado. Tanto la duquesa de Lugo como la infanta Cristina almorzaron con su madre y disfrutaron de una jornada tranquila en Zarzuela. No se sabe si finalmente visitarán pronto a don Juan Carlos pero lo cierto es que en su anterior cumpleaños sí que estuvieron con él, es más, alargaron su visita debido a las consecuencias de la borrasca Filomena en España.

La infanta Elena y el rey Juan Carlos / Gtres
La infanta Elena y el Rey Juan Carlos en una imagen de archivo.  / Gtres

Hace algunas semanas, el 17 de diciembre, coincidiendo con las últimas noticias en torno al cierre de las diligencias en Suiza, el padre de Felipe VI reaparecía en público en Abu Dabi junto a un grupo de amigos para disfrutar de uno de los partidos de Rafa Nadal en el torneo de tenis. Un día después, aprovechaba para reunirse con el tenista, con quien mantiene una excelente relación, y almorzar con él. A los pocos días, el deportista anunciaba en las redes que había dado positivo en coronavirus y que ya había informado de la situación a todos los que habían mantenido un contacto estrecho con él.

Fuentes oficiales confirmaban que el Rey Juan Carlos se encontraba bien y que se había sometido a una prueba, cuyo resultado había sido negativo, aunque iba a continuar observando las medidas y precauciones establecidas por las autoridades sanitarias de Emiratos. Desde entonces, no se ha vuelto a tener noticia de la evolución del padre de Felipe VI.

Al margen de que en varias ocasiones se ha hecho alusión al deseo de don Juan Carlos de regresar a España, la realidad es que, por el momento, es una posibilidad que no se encuentra en su futuro más inmediato. Su círculo más cercano ha revelado que esa es su intención, de la misma manera que la duquesa de Lugo también confirmaba que eso era lo que quería. Al parecer, antes de las navidades, doña Elena trasladó a la jefatura del Estado el anhelo de don Juan Carlos, aunque hasta la fecha no se ha hecho pública la respuesta por parte de Felipe VI.

Rey Juan Carlos
El Rey Juan Carlos en una imagen de archivo. / Gtres

Lo que sí está claro es que, de una manera o de otra, el Rey tiene presente a su padre. Aunque no trasciende si mantiene contacto con él -a diferencia de sus hermanas-, en su último Mensaje de Navidad hizo una serie de alusiones que, de alguna manera, estaban relacionadas con el Rey Juan Carlos. Por un lado, el monarca aseguró que es importante que las instituciones «respeten y cumplan las leyes y sean ejemplo de integridad pública y moral». «Debemos tener siempre presente los intereses generales y pensar en los ciudadanos, en sus inquietudes, en sus preocupaciones, estar permanentemente a su servicio y atender sus problemas. Debemos estar en el lugar que constitucionalmente nos corresponde; asumir, cada uno, las obligaciones que tenemos encomendadas; respetar y cumplir las leyes y ser ejemplo de integridad pública y moral», dijo don Felipe.

Rey Juan Carlos
Los Reyes don Juan Carlos y don Felipe, juntos en una imagen de archivo. / Gtres

No obstante, también quiso tender un puente entre el pasado y el futuro y recalcar la importancia de la Constitución como norma fundamental y del progreso del país en los últimos cuarenta años. Una evolución en la que el anterior jefe del Estado ha tenido un papel esencial: «si sabemos adónde nos queremos dirigir, también debemos ser conscientes de dónde venimos: el cambio tan profundo de España en estas más de cuatro décadas de democracia y libertad ha sido extraordinario, y no ha sido fruto de la casualidad. Se ha basado en el esfuerzo y el sacrificio de muchas personas, de millones de españoles. Y se ha debido a muchas razones: sentido de la historia, grandes acuerdos, generosidad, responsabilidad y visión de futuro», sentenció.

A tenor de las actuales circunstancias, parece evidente que don Juan Carlos soplará las velas de este ochenta y cuatro cumpleaños al otro lado del mundo, pero quizás su mayor deseo es que el próximo -una cifra redonda, además- lo celebre ‘en casa’. Sin duda, sería uno de los regalos que más ilusión le haría en una fecha tan señalada.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias