MÓNACO

Las claves del ocaso de Tatiana Santo Domingo

Ver vídeo

Hubo un tiempo en el que Tatiana Santo Domingo era una de las grandes protagonistas de la vida social de Mónaco. Cuando comenzó su noviazgo con Andrea Casiraghi pocos apuntaban a que la joven pudiera ser capaz de hacer sentar la cabeza al hijo más rebelde de Carolina de Mónaco que, hasta la fecha, disfrutaba de los placeres de la vida entre las playas de Ibiza y las pistas de esquí de Suiza. Sin embargo, Tatiana consiguió lo inimaginable: hacer pasar por el altar a uno de los royals más deseados de Europa.

La familia Grimaldi en el concierto De la Cruz Roja hace unos días / Gtres

Tras más de un lustro de noviazgo, la pareja se daba el ‘sí, quiero’ en una doble ceremonia en Mónaco y Gstaad, esta última, en la que Tatiana lució un estilismo al más puro estilo ‘reina de las nieves’ con tiara incluida. Importante matizar que, hasta la fecha, es la única de las novias Grimaldi que ha lucido este complemento en su enlace, lo cual marca una clara diferencia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Beatrice Borromeo (@bborromeo1)

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, el protagonismo de Tatiana se ha visto eclipsado por varias cuestiones. Por un lado, la sombra de Carlota Casiraghi ha estado siempre presente, aunque, todo sea dicho, la presencia pública de la hija mayor de la princesa Carolina es cuanto menos escasa, dado que está muy centrada en su familia y en su faceta más intelectual. Por otro, Alexandra de Hannover pisa con fuerza y está dispuesta a convertirse en todo un referente de estilo a todos los niveles.

Tatiana Santo Domingo con el resto de los Grimaldi en una imagen de archivo / Gtres

No obstante, quien más sombra hace a Tatiana es, sin lugar a dudas, Beatrice Borromeo. A pesar de que la relación entre ellas es buena y no existen rencillas que hayan trascendido por el momento, es un hecho que la esposa de Pierre Casirgahi ha incrementado su participación en actos públicos de manera sustancial. No obstante, en lo que respecta a las redes sociales, el perfil de la firma de moda de Tatiana sigue teniendo casi el doble de seguidores que el de Beatrice (87.000 frente a 50.000). A esto hay que Santo Domingo tiene su propia firma de moda, mientras que Borromeo se ha convertido en imagen de Dior, firma que además conecta con Grace Kelly.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Beatrice Borromeo (@bborromeo1)

Hace unos días, durante un concierto que se celebró a favor de la Cruz Roja en Montecarlo fuimos testigos de manera especial de esta nueva realidad. Una cita en la que se produjo un reencuentro de gran parte de la familia Grimaldi, con algunas ausencias, en especial la de Charlene, que se encuentra aún en Sudáfrica. En esta cita, hubo momentos de gran complicidad entre Carolina de Mónaco y Beatrice, mientras que Tatiana quedaba en un discreto segundo plano. A esto hay que añadir que no es la primera vez que la matriarca de los Grimaldi y la esposa de Pierre coinciden en solitario en un acto de similares características, sino que han sido varias las ocasiones en las que han participado en eventos culturales en los que no se ha visto a Tatiana Santo Domingo.


De la misma manera, a lo largo de los últimos meses también Andrea ha coincidido con el príncipe Alberto en algunas citas a las que han asistido Pierre y Beatrice, pero donde no se ha tenido constancia de Tatiana. Ante esta situación se plantea la duda sobre los motivos de las ausencias de la esposa del hijo mayor de la Princesa que podrían tener que ver con su firma de moda, Muzungu Sisters, con la que está muy implicada. Sin embargo, este es un misterio que por ahora está por resolver. El tiempo dirá.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias