CAMBIO DE ROLES

La ex de Ernesto de Hannover ‘le quita el puesto’ a Carolina de Mónaco

Chantal Hochuli se ha convertido en uno de los apoyos imprescindibles para sus dos hijos.

A pesar de que de facto llevan años haciendo vidas separadas, de iure, Ernesto de Hannover y Carolina de Mónaco siguen siendo un matrimonio. Una situación que a muchos parece extraña, pero que tiene que ver con el hecho de que la hermana del príncipe Alberto no tiene intención alguna de perder su título de princesa de Hannover, que ya no le correspondería en caso de divorcio. Un título que, a la muerte del jefe de la Casa Güelfa, pasará a su hijo mayor, Ernesto Augusto y a su mujer, la diseñadora rusa Ekaterina Malysheva, pudiendo utilizar la hija de Grace Kelly el de princesa viuda. Sin embargo, hasta que fallezca Ernesto de Hannover, es a Carolina a quien corresponde ese derecho, pero no fue siempre así.

La ex de Ernesto de Hannover ‘le quita el puesto’ a Carolina de Mónaco
Ernesto de Hannover y Carolina de Mónaco llevan tiempo separados de facto, aunque no se divorcien / Gtres

Antes de su boda con la hermana del príncipe Alberto, Hannover estuvo casado con Chantal Hochuli, cuya figura ha querido reivindicar ahora su hijo. Ha sido a través de la tradicional felicitación navideña que los Hannover han compartido y en la que aparecen, además del príncipe Ernesto Augusto, su mujer y sus hijos, los príncipes Isabel y Güelfo, su madre.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de My royal replies (@royalreply)


La fotografía es muy similar a la de la Navidad del año pasado, pero la novedad es que Chantal Hochuli ocupa la posición central en la imagen. Vestida con una camisa blanca y pantalón vaquero, en un estilo muy relajado, la que fuera la primera esposa del príncipe Ernesto, es la gran protagonista de la imagen. Un gesto que podría responder al apoyo que ha recibido en los últimos años por parte de su hijo y su nuera.

Y es que Chantal fue la única de los padres del Ernesto Augusto de Hannover que asistió a su boda en 2017. En aquel momento, el todavía marido de Carolina de Mónaco decidió no asistir porque no aprobaba la boda de su hijo mayor ya que, en caso de divorcio, la mitad del del patrimonio familiar quedaría en sus manos. Debido a que su hijo insistía en casarse con la rusa, Ernesto de Hannover amenazó con acciones legales contra su hijo para recuperar todo aquello que le había dado, entre otras cosas, el castillo de Marienburg: “sigo esperando que mi hijo piense en el interés superior de nuestra familia y ceda. Estoy dispuesto a la conversación y a la reconciliación”, declaró Hannover a un diario alemán.

La ex de Ernesto de Hannover ‘le quita el puesto’ a Carolina de Mónaco
Chantal Hochuli se ha convertido en uno de los grandes apoyos para sus dos hijos, que mantienen una tensa relación con su padre / Gtres

Sin embargo, no ha habido reconciliación aparente desde entonces, es más, las cosas han ido a peor. En 2018, el hijo anunció que cedía al Estado el castillo de Marienburg por solo un euro para garantizar su conservación y liberar las arcas familiares, una acción que hizo a Ernesto de Hannover montar en cólera. No obstante, sus problemas de salud en los últimos tiempos han hecho que frene sus intenciones de disputa.

Toda esta situación ha colocado en una posición favorable a Chantal Hochuli, que ha demostrado estar siempre al lado de sus hijos en cualquier circunstancia que se produzca. A pesar de que ya no sea princesa de Hannover, lo cierto es que con estampas como esta, la exmujer del príncipe Ernesto ha conseguido retomar su papel como matriarca de un clan que vive sus horas más bajas por las continuas disputas internas en las que el jefe de la Casa Güelfa tiene una gran responsabilidad.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias