ANÁLISIS

La ‘calma tensa’ de la Reina Letizia: Análisis del ‘posado real’

El pasado lunes, la Familia Real reapareció al completo en Mallorca en el tradicional posado de verano. Un acto en el que se realizó una visita a la Cartuja de Valldemossa, uno de los enclaves más importantes de la isla y que los Reyes don Felipe y doña Letizia y sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía conocieron de primera mano. Una ocasión perfecta para que, además, la Familia Real pudiera mantener contacto con los residentes en la zona, con los que compartieron momentos de complicidad.

Letizia
La Familia Real en una visita a Valldemossa. / Gtres

En esta visita, el look de la Reina Letizia fue uno de los grandes protagonistas. La esposa de Felipe VI sorprendió haciendo un guiño a la isla con una falda en tejido ikat del diseñador mallorquín Pablo Erroz. Por su parte, la Princesa y la Infanta -ya más altas que su madre-, apostaron por modelos de firmas low cost con toques bohemios. Todas ellas, además, llevaron alpargatas, calzado estrella del verano.

Más allá de los estilismos, lo cierto es que la actitud relajada de la Familia Real fue una de las notas más destacadas. La Reina Letizia sorprendió comentando con un grupo de periodistas su edad y otras cuestiones, mientras que también ayudó a una niña a fotografiar a sus hijas. Una jornada en la que la familia se mostró distendida y tranquila, aunque no por ello menos calculada.

El experto en Comunicación No Verbal, José Luis Martín Ovejero, ha analizado todos los detalles de esta reaparición de la Familia Real. Según ha apuntado Martín Ovejero en su blog, el Rey Felipe fue el que más naturalidad ha transmitido. El monarca, vestido con una fresca guayabera, ha caminado con tranquilidad y ha conversado y saludado con simpatía y cercanía.

Al igual que lo que ha ocurrido con su original estilismo, el experto apunta a que la Reina es la que más le ha sorprendido con su actitud. Según comenta José Luis Martín Ovejero, “la he advertido, por momentos, más distanciada del resto de la familia. En ocasiones con miradas perdidas, de esas que todos tenemos cuando el cuerpo está presente pero el alma ausente. Y, sobre todo, bastante inquieta e insegura; algo para nada habitual en ella”, recalca el experto que, apunta que ha habido varias veces en las que la Reina Letizia parecía no saber qué hacer con sus manos y ha corregido con rapidez sus posturas varias veces.

Letizia
La Familia Real en una visita en Valldemossa. / Gtres

En lo que respecta a la Princesa Leonor, Martín Ovejero ha destacado la empatía de la heredera: “Su rostro reflejaba a cada instante las emociones que le rodeaban. No descarto que pronto la veamos abanderando y comprometida con alguna causa social de calado internacional”, ha dicho. Por último, el experto ha hecho hincapié en el papel de la Infanta Sofía como mejor apoyo de su hermana: “Siempre unidas”.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias