Decisiones complicadas

‘Secret Story’ | Dos ‘inmolaciones’ por amor en la recta final del concurso

Secret Story
Luca Onestini y Cristina Porta en 'Secret Story' / Telecinco

Pasa una semana más de concurso en La casa de los secretos y con ella la esperada gala del jueves. La noche se preveía complicada desde el primer momento, cuando Jorge Javier anunciaba que se estaba produciendo un “empate técnico” entre los dos nominados cuando tan solo quedaban unos momentos para que tuviera lugar la expulsión. Una situación que puso aún más en tensión a Miguel Frigenti y a Cristina Porta, que tras haber protagonizado una relación de amor-odio se batían en un duelo en el que solo quedaría un ganador.

Miguel Frigenti y Cristina Porta en 'Secret Story' / Telecinco
Miguel Frigenti y Cristina Porta en ‘Secret Story’ / Telecinco

El sueño del colaborador de Sálvame se truncaba de nuevo cuando el presentador desvelaba que él era el expulsado después de una igualadísima votación. Frigenti se veía obligado a decir “adiós” por segunda vez a Secret Story, que contará con la presencia de la periodista durante una semana más: “La que me has dado, si lo sé no pido que vuelvas”, confesaba Porta haciendo referencia a la amistad que había entre ambos nominados al comienzo del reality y que acabó quedándose en nada.

Aún así, el programa estuvo cargado de emociones, y es que en plena recta final todos los concursantes tuvieron oportunidad de reencontrarse con sus respectivos familiares y amigos. Entre ellos Irene Rosales, que quiso subir a la casa de Guadalix para transmitir todo su apoyo a Luis Rollán y dejar claro públicamente que “no volverá a Cantora”, o al menos por ahora. También tuvo lugar un momento de lo más especial para Cristina Porta y Luca Onestini, que tras haber consolidado su relación con unos acalorados besazos pudieron conocer a sus suegras y dar así un paso más en su romance.

Cristina Porta, Luca Onestini y Jorge Javier Vázquez / Telecinco
Cristina Porta, Luca Onestini y Jorge Javier Vázquez / Telecinco

Giro de 180 grados

Aunque la noche parecía ir viento en popa para la pareja más conocida como #CrisLu por los espectadores, todo dio un giro de 180 grados cuando llegó el momento de volver a nominar. El programa inauguró una nueva mecánica en la que atrás quedaban las votaciones clásicas y los concursantes tendrían que formar parejas para que uno de los miembros se pusiera en la palestra. Una difícil decisión que obligaba a los concursantes a tener que tirar de valentía en el momento más difícil, ya que los salvados resultantes de esta gala tendrían un pie prácticamente en la final.

Sandra Pica y Julen debatiendo / Telecinco
Sandra Pica y Julen debatiendo / Telecinco

Teniendo en cuenta que el pasado jueves Julen fue uno de los más criticados al no salvar a Sandra de la nominación, en esta ocasión decidió sacrificarse a sí mismo y compensar su error anterior formando parte de la lista final de nominados, a la que posteriormente también se unieron los Gemeliers y Luis Rollán al no llegar a un acuerdo en su elección. Con las miradas puestas en Cristina y Luca, era toda una incógnita quién de los dos querría “inmolarse” por el otro. Una duda que despejó el italiano al expresar muy tajante que él sería quien se expondría a la opinión del público, mientras que por su parte Cristina decidió mantenerse en silencio para posteriormente explicar que estaba “desgastada” tras siete nominaciones. Esta reacción no gustó nada al hermano de Gianmarco, que aseguró estar decepcionado al esperar “un poquito más de corazón” en la decisión de su compañera. ¿Supondrá esta decisión un antes y un después en la pareja?

Lo último en Actualidad

Últimas noticias