Más cerca del final

Buenas noticias para la familia de Mario Biondo: la justicia italiana mantiene abierto el caso por homicidio

La Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo ve "anomalías" en las muestras utilizadas para la tercera autopsia y la hipótesis de que Mario Biondo no se suicidó, coge forma.

  • LOOK

El caso Mario Biondo sigue muy pero que muy vivo. Siete años después de su muerte, sus padres continúan sin reblar en una durísima lucha sin descanso, con el objetivo de demostrar que su hijo no se suicidó, que empieza a dar sus frutos. Ahora han recibido la mejor de las noticias: la Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo ha decidido mantener abierto el caso por homicidio en Italia tras estudiar la documentación aportada a la investigación el pasado 2 de octubre, según informa ‘La Vanguardia’.

Mario Biondo
Mario Biondo y Raquel Sánchez Silva / Gtres

Nuevo escenario que da aliento a Santina y Pippo Biondo de cara a demostrar que su hijo no se suicidó sino que fue asesinado. El juez Roberto Riggio ha indicado que existen notables «anomalías» en las muestras utilizadas para la tercera autopsia, lo que abre la vía a una invalidación. Algo que chocaba de bruces con la decisión de la Fiscalía de archivar el caso tras ver como las autoridades españolas no colaboraban, ya que en España la causa sobreseyó concluyendo que el que fuera cámara de Telecinco se ahorcó.

El 2 de octubre tuvo lugar un encuentro que cambió todo por completo. El juez citó a declarar a ambas partes para decidir si continuaba o archivaba el caso. Ese día se produjeron dos aportaciones esenciales para la investigación. Una llevaba la autoría de Oscar Tarruella, el criminólogo español -y exmarido de Mónica Naranjo- y la otra la del exgeneral de los Carabinieri, Luciano Garofano y comandante del RIS de Parma con un examen más completo de los dos ordenadores de Mario. La decisión ha sido prolongar seis meses más la investigación.

El juez que lleva el caso en Italia ha dado un fuerte tirón de orejas a José Abenza, el forense que exploró el cadáver de Mario Biondo y ha considerado una serie de anomalías que ha esgrimido en un informe que publica ‘La Vanguardia’: «Resulta carente de fiabilidad a la luz de las posteriores diligencias de investigación el informe de la autopsia del médico español: contiene numerosas y evidentes omisiones (entre ellas, indicación de la lesión temporal izquierda, restos de comida en el interior del estómago) y una falsedad cierta y objetiva como la referente a la apertura de la teca craneal». De este modo, pone en duda la tercera autopsia realizada en Italia.

El juez también pone en duda el alegato de la exmujer de Biondo, Raquel Sánchez Silva, quien en su declaración ante el juez en junio de 2014 dijo que nadie había estado cerca de los equipos informáticos de su marido salvo ella. Sin embargo, en enero de 2016 reconoció que su primo, experto informático le ayudó con ellos. La presentadora trató de explicarlo argumentando que en su primera declaración se refería a nadie fuera de su entorno más íntimo.

Precisamente, esta buena noticia para la familia Biondo llega una semana después de que la propia Raquel Sánchez Silva denunciase a sus suegros, Santina y Pippo, además de a Mediaset Italia por «verse sometida a una auténtica campaña de acoso por personas que, por increíble que parezca, la acusan de ocultar información relevante sobre este hecho [la muerte de Biondo], cuando no de ser la responsable directa».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias