La imagen más dolorosa de Ana Obregón y primeros encuentros familiares en el clan

Ana Obregón protagoniza una impactante portada en la que su dolor traspasa el papel mientras su clan comienza a reunirse

Ana Obregón
Ana Obregón, en una imagen de archivo / Gtres
  • LOOK

Han pasado dos semanas de la muerte de Álex Lequio y Ana Obregón continúa rota de dolor. Perder un hijo es una herida que no se cierra y la artista, a pesar de contar con el apoyo de todo su entorno, es la viva imagen de la desolación.

A pesar de que se ha visto como Ana trataba de sonreír a la prensa que sigue sus pasos en este complicadísimo momento, cada imagen captada de la presentadora demuestra el profundo dolor que siente, pero la última fotografía que ha salido a la luz es tan dura que deja sin palabras.

View this post on Instagram

Está rodeada por su familia, que la cuida y la arropa tras haber perdido a su hijo. En estos días, tal y como se puede ver en las fotografías exclusivas de la revista ¡HOLA! de esta semana, Ana Obregón acude al cementerio de La Paz, donde recuerda a Álex. Son imágenes llenas de dolor, pero también del amor de una madre que lleva a su hijo en el corazón. 💔 También en el número que hoy llega al quiosco podrás ver además las imágenes de Alessandro Lequio, que se refugia en el recuerdo de su hijo de la mano de su hija. Además @GianlucaVacchi, el multimillonario rey de las redes sociales, y su novia, Sharon, posan en su casa de Bolonia y nos anuncian que esperan un hijo; las primeras imágenes de Sassa de Osma presumiendo de su embarazo de mellizos; y el valiente relato de María Pombo, que revela que sufre una grave enfermedad a sus 25 años. #hola #revistahola #anaobregon #alessandrolequio #gianlucavacchi #mariapombo #alessandradeosma #revista #revistas #actualidad

A post shared by Revista ¡HOLA! (@holacom) on

En su portada de este miércoles, la revista HOLA muestra la soledad de Ana Obregón visitando el lugar donde descansa el cuerpo de su hijo, en el madrileño cementerio de la paz. Con gafas de sol y un vestido oscuro y  largo, el gesto de dolor es reconocible a pesar de la distancia. Con los brazos recogidos y la tristeza reflejada en su rostro, Ana llora ante las numerosas flores que aún adornan el lugar en el que Álex Lequio fue enterrado.

A pesar de la dureza del momento, agravada por la crisis del coronavirus que  aún condiciona las relaciones y los encuentros sociales, Ana no está sola. Desde su llegada a Madrid se ha podido ver cómo sus hermanas, Celia y Amalia, y Alessandro Lequio y su actual mujer han acompañado y visitado a la bióloga con asiduidad.

View this post on Instagram

Nunca había sentido tanto dolor. Nunca jamás habrá nadie como tú. Nunca he visto a alguien luchar tanto por vivir. Mi hermanito pequeño, mi alma gemela, mi cómplice y mi socio. Es raro, te acabas de ir pero siento tu energía conmigo como si estuvieras sentado a mi lado como todos esos viernes en tu casa. Te has ido demasiado pronto, teníamos muchos sueños y planes por hacer. Eternos 27 y eterno tú, porque tu huella ha quedado marcada para siempre en todas las personas que te conocían. Mi compañero de superación, de batallas, de aventuras, de conversaciones sobre filosofía, historia, economía, amor, dios, vida… Cómo me gustaba discutir contigo, argumentar y que nos sacáramos de nuestras casillas y de nuestras zonas de confort. De reírnos hasta llorar y de llorar juntos hasta quedarnos dormidos. Nuestras jams sessions, improvisando, yo con la guitarra cantando y tu rapeando como si fuéramos rockstars. Siempre bailamos a nuestro ritmo, fuera del sistema y lo seguiremos haciendo, porque tu energía me da fuerza y estés donde estés, se que me acompañarás para hacer todo lo que habíamos planeado. Quería agradecerte todos los recuerdos que tengo, no hay uno solo de ellos en el que piense y no pare de sonreír (a veces hasta me empiezo a reír sola y la gente me mira raro). Eres el más grande y ahora también eres eterno. On and on, through eternity we will shine. Bros until the world blows, sonriendo, like we always do. I love you forever.

A post shared by Celia Vega-Penichet (@thegocvp) on

Ahora que Madrid ya está en fase 1 y las reuniones en grupo están permitidas, se ha visto como Celia y Amalia Obregón entraban a visitar a sus padres, los abuelos de Álex Lequio. Hasta ahora han sido las primas del joven las más abiertas a la hora de hablar de la trágica pérdida, habiendo utilizado sus respectivos perfiles en redes sociales tanto para despedirse del joven como para agradecer a propios y extraños la oleada de cariño recibida tras hacerse pública la noticia.

Alessandro Lequio con la camiseta que pertenecía a su hijo Álex / GTRES
Alessandro Lequio con la camiseta que pertenecía a su hijo Álex / GTRES

Por su parte su padre, Alessandro Lequio, continúa refugiado en su mujer, María Palacios, y su hija pequeña. De la misma manera que Ana Obregón, el colaborador de televisión no encuentra consuelo en estos durísimos momentos y sus apariciones públicas con la camiseta o algunas de las gorras que solía usar Álex durante su enfermedad han conmovido a todos. El 2020 se ha convertido en un año trágico para la familia Lequio Obregón pero, sin duda, el hecho de que su entorno se haya volcado con ellos habrá sido todo un bálsamo en estos momentos de dolor sin consuelo.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias