Corazón

ha dado las claves en 'sábado deluxe'

Kiko Matamoros desvela el misterio que se esconde tras su herencia millonaria

Kiko Matamoros
Kiko Matamoros en una imagen de archivo /Gtres
Comentar

Una herencia de 20 millones de euros, un comienzo que dejaría atrás la pesadilla a la que se enfrenta Kiko Matamoros desde hace 42 meses. El colaborador podría deshacerse de la deuda de un millón de euros que le ahoga desde hace tres años y medio, desde que la Agencia Tributaria embarga el 80 por ciento de su sueldo. Y el origen de este colosal patrimonio tendría que ver con el familiar de la esposa de Kiko, Makoke. Esta sería la razón que habría llevado supuestamente al que fuera representante artístico a poder despedirse definitivamente del programa al que asiste desde hace 8 años. Pero, ¿qué tiene de cierto este legado?, ¿será este el motivo por el que se despide de este programa de televisión? Matamoros ha respondido en ‘El Deluxe’.

[Exclusiva | Alba Carrillo desvela en qué punto está su relación con Laura Matamoros]

“Mi situación económica no ha variado en los últimos días. Ni lo de los 20 millones es cierto, ni mi mujer ha recibido ninguna herencia. Es falso”, ha confesado. Un rumor que él mismo habría creado al bromear con Kiko Hernández: “Un día estábamos hablando de dinero y se me ocurrió decir lo de la herencia en tono de humor, aunque no pensé que Kiko se lo creyera y lo dijera”.

En tono jocoso o no, Kiko Hernández, especuló hace tan solo unos días sobre la salida de Matamoros de ‘Sálvame’. “Yo pensaba que había sido motivado por el cansancio, luego por una bronca y, ahora, me hablan de un tercera opción, que es económica. Acabo de caer del motivo por el que se ha podido ir de ‘Sálvame‘ y no es ninguna tontería. Salíamos Belén y yo de la reunión, se acerca él y nos cuenta que ha ocurrido algo en su entorno familiar de herencia con la que sería multimillonario”. Una teoría que el propio Matamoros ya ha desmentido.

Kiko Matamoros
Kiko Matamoros en los Juzgados de Pozuelo de Alarcón (Madrid) / Gtres

Las razones que han provocado su despedida tienen que ver, según su versión, con el hastío que invadía su día a día. “Esto ya no me hacía feliz y últimamente me costaba venir. Realmente me voy porque estoy agotado y no tengo ilusión por venir a trabajar”, ha comentado.

Sus horizontes profesionales podrían estar más cerca y abiertos de lo que parece y es que Kiko habría recibido dos golosas ofertas profesionales, que poco o nada, tendrían que ver con el mundo del cuore. “No tienen nada que ver con la televisión, aunque sí con los medios de comunicación. Estoy valorando si me harán feliz. Una de ellas tiene que ver con el deporte y la política en la radio“. ha asegurado. Aunque si hay una quimera que le gusta soñar y quien saber si algún día lograr, esta tendría que ver con la música. “Mi verdadero sueño sería montar un club de jazz”, ha dicho.

Últimas noticias