Rupturas sentimentales

Tamara Falcó VS Lady Di: diferente look de ‘la venganza’, pero con un mismo mensaje

Lady Di y Tamara Falcó / Gtres
Lady Di y Tamara Falcó / Gtres

No se habla de otra cosa. Tamara Falcó se ha convertido en la protagonista indiscutible del papel cuché de nuestro país. El pasado 22 de septiembre la marquesa de Griñón revelaba en Instagram una gran noticia que no tardó en empañarse. La hija de Isabel Preysler y su ya ex pareja, Íñigo Onieva, se comprometieron. Enlace que se iba a celebrar el próximo mes de junio, pero que finalmente se ha anulado tras salir a la luz la infidelidad del empresario a su pareja y a la que catalogaba como el “amor de mi vida”.

Tamara Falcó reaparece tras salir a la luz la infidelidad de Íñigo Onieva / Gtres
Tamara Falcó reaparece tras salir a la luz la infidelidad de Íñigo Onieva / Gtres

Horas después de dar a conocer que iban a pasar por el altar para darse el ‘sí, quiero’, se filtraba un vídeo en el que aparecía Íñigo besándose con otra mujer que no era Tamara Falcó en el marco del festival de música Burning Man celebrado en Nevada entre finales de agosto y principios de septiembre. En un primer momento, y ante la clara evidencia, Íñigo Onieva optó por desmentirlo y decir que esas imágenes correspondían a otras entregas del conocido festival.

“Nos vamos a casar le pese a quien le pese”, decía mientras cogía de la mano a la hija de la ‘reina de corazones’ y mientras se dirigían a la boda de unos amigos celebrada en Madrid el 23 de septiembre. Al día siguiente, Tamara borraba el post en el que gritaba a los cuatro vientos la felicidad que sentía al poder pasar el resto de su vida con el empresario. “Soy muy feliz, en eso se resume… Antes de conocerte me sentía completa y contenta, pero fue cruzarnos y que mi vida diera un giro a mejor, totalmente inesperado. ¡Qué locura! Pero como diría una sabia mujer: es una locura de Amor… y como también dice San Pablo, en su carta a los Corintios: al final, en la vida lo único que importa es el Amor”, escribía en el comunicado la colaboradora de El Hormiguero.

Después, bloqueaba a Íñigo de sus redes sociales y se refugiaba en sus amigos y familia. La gran aparición de Tamara Falcó se producía el martes 27 de septiembre cuando asistió al evento de Kronos Homes, marca de la que es embajadora. Entre vítores y aplausos la socialité fue recibida. Gesto que agradeció enormemente.

Tamara Falcó en el evento de Kronos Homes / Gtres
Tamara Falcó en el evento de Kronos Homes / Gtres

“Quiero dar las gracias a todo el mundo que me ha apoyado y me ha ayudado a buscar información, a mi familia, amigos… Todo ha sido muy reciente, estoy en estado de shock pero reconozco que estoy contenta de que haya salido ahora. Si estas noticias hubieran salido estando casada o con una familia, habría sido terrible.  Yo decidí apostar por mi ex novio y lo llevé hasta que realmente vi que era verdad”, dijo en la rueda de prensa.

Para la ocasión, Tamara se decantó por un look digno del famoso ‘vestido de la venganza’ que lució Lady Di. La Marquesa se enfundó en un traje de dos piezas en color negro que combinó con una blusa blanca de cuello alto con ribete. Estilismo con el que mostró su entereza en uno de los momentos más complicados de su vida. A diferencia de la madre de los príncipes Guillermo y Harry, Falcó seguía siendo fiel a su estilo, algo más recatado, pero sin perder ese glamour que siempre le ha caracterizado.

El ‘vestido de la venganza’

El 29 de junio de 1994 el actual rey Carlos III concedió una entrevista, cuyas declaraciones dieron y siguen dando la vuelta al mundo, ya que en ellas confesó que había sido desleal a Diana de Gales. “Fui fiel hasta que tuve claro que nuestro matrimonio estaba irreparablemente roto. Lo que me ha pasado a mí le ha ocurrido a la mitad del país», indicó por aquel entonces el monarca.

Frase que, sin duda supuso un gran escándalo para la Familia Real británica y una humillación pública para Diana Spencer. Ese mismo día, por la noche Diana tenía un evento solidario organizado por Vanity Fair, en la Serpentine Gallery, celebrado en los Jardines de Kensington. La Princesa dudó mucho si asistir o no, como confesó su mayordomo, Paul Burrel, en Secrets of the Royal Dressmakers, emitido por la cadena británica Channel 5. «El príncipe de Gales había decidido que iba a contarle al mundo que había cometido adulterio con Camilla Parker Bowles en la televisión pública. Así que Diana me dijo: ‘No puedo ir. No puedo dar la cara sabiendo lo que Carlos acaba de decir. Y de todos modos, no tengo nada que ponerme’», reveló.

Lady Di en una imagen de archivo / Gtres
Lady Di en una imagen de archivo / Gtres

Lady Di llegó a un acuerdo con su estilista, Anna Harvey, y realizaron un cambio de estilismo de última hora, ya que iba a ser el foco de todas las miradas. En un principio iba a lucir un diseño de Valentino, pero finalmente se enfundó en un minivestido negro de escote bardot conocido como ‘El vestido de la venganza’, apodado por los medios de comunicación de Christina Stambolian. Un diseño con el que rompió todas las normas del protocolo de la Casa Real británica. El tono que escogió solo estaba permitido para los funerales, pero Diana lo utilizó de una manera más personal, además enseñó sus piernas y hombros.

Lady Di en una imagen de archivo / Gtres
Lady Di en una imagen de archivo / Gtres

Aquel día marcó un antes y un después en la vida de Diana, pero también de La Firma, ya que los looks de Diana comenzaron a ser algo más atrevidos, pero sin perder la sofistificación. Pasan los años y, su legado de moda ya es eterno, ya que se ha convertido en todo un icono imitado en todos los rincones del mundo.

Lo último en Estilo

Últimas noticias