Belleza

Las semillas de lino deben formar parte de tu menú diario por estos motivos

Las semillas de lino están cada vez más presentes en cualquier dieta. Son un descubrimiento que llega cuando vemos en ellas la solución a muchos problemas diarios.

Las semillas de lino deben formar parte de tu menú diario por estos motivos
Semillas de lino

Las semillas de lino están cada vez más presentes en cualquier dieta. Son un descubrimiento que llega cuando vemos en ellas la solución a muchos problemas diarios. Una cucharada de esta delicia triturada con el molinillo del café o con el mortero puede ser casi medicinal. Si estás buscando una forma de potenciar tu belleza, de conectar con la naturaleza y no perder el ritmo natural, toma nota de los motivos para incluir las semillas de lino en tu menú diario.

Beneficios de incorporar las semillas de lino en tu menú diario

  • La gran aportación de fibra de este alimento lo convierten en un básico. En una sociedad sedentaria, repleta de tensiones y preocupaciones, con poco tiempo para una misma, poder regular el sistema digestivo es una de las claves para sentirse mucho mejor. Debemos atender a una serie de ritmos naturales que son mucho más sencillos de mantener gracias al sencillo gesto de incluir un par de cucharadas de lino trituradas en el café, la leche o el yogur.
  • Son una fuente de Omega 3. Este tipo de ácidos grasos sirven para bajar el colesterol y conseguir tener una salud cardiovascular adecuada. Son esenciales si somos amantes de las grasas o tenemos tendencia a fabricar colesterol, hay cuerpos que por mucho ejercicio que se haga o se mantenga el peso a raya siguen generando este elemento perjudicial.
  • Aportan proteínas al cuerpo. En especial si optamos por un veganismo radical y no queremos suplementos alimenticios, estas semillas son grandes fuentes de proteínas. En esencia lo que nos proporcionan es una proteína que nos puede ayudar a determinadas edades, el propio cuerpo se beneficiará de ella.

Cómo tomar semillas de lino en tu menú diario

Hay tipos de panes que ya incluyen semillas de lino, aunque la mejor forma de consumirlas es triturándolas. De esta manera es más fácil de digerir y se fusiona mucho mejor con el resto de los alimentos. Como masa de una pizza, en una ensalada o base de un yogur, estas semillas son una necesidad diaria. Un par de cucharadas es suficiente para empezar a notar las buenas sensaciones que producen.

Lo último en Estilo

Últimas noticias