Comida

Prepara el mejor vermut casero con conservas gourmet españolas

Hacer el vermut es uno de los placeres más grandes que existen.

Prepara el mejor vermut casero con conservas gourmet españolas
Vermut casero

Hacer el vermut es uno de los placeres más grandes que existen. Una bebida  que se funde en un universo de conservas, patatas y aceitunas. Para no echar de menos los bares, nada mejor que hacer un  vermut casero con unas buenas conservas gourmet españolas. En nuestro país tenemos una materia prima extraordinaria, un marisco y pescado de lujo que puede estar en nuestra cocina preparado para la acción en cualquier momento. Si eres de las que disfrutaban de ese momento de la semana especial, el aperitivo o el vermut al sol, toma nota de estas conservas gourmet españolas.

Pasos para hacer el mejor vermut casero con conservas gourmet españolas

  • Las conservas de Rosa Lafuente son lo mejor de Galicia en una lata. Una lata de estos berberechos es un pequeño placer que nos trasladará directamente a una terraza frente a la playa en La Coruña. De la costa gallega a la mesa al natural, sin aderezos o solo un chorrito de vinagre están increíbles.
  • Las anchoas Catalina son un pequeño placer llegado del Cantábrico. Estas anchoas son las ganadoras de varios premios, unas conservas de esas que nunca fallan. Un sabor impresionante y una textura que solo necesitará un poco de pan para brillar. Limpiadas a la perfección y colocamos en una lata para llegar a todas las mesas del mundo en perfectas condiciones.

  • La Real Conservera Española tiene unos mejillones que destacan. Esta conservera trabaja solo con producto nacional, de las rías gallegas obtiene una materia prima de calidad. Los mejillones de esta marca son espectaculares, una carne jugosa y bien condimentada que se convertirá en la estrella de cualquier aperitivo. Si hay una lata que no puede faltar en ninguna cocina, sin duda alguna son estos mejillones.
  • El vermut de Casa Mariol no puede faltar en la mesa. Esta bebida tiene su origen en las bodegas de Batea, siendo uno de los causantes del resurgimiento de unos sabores y aromas que impresionan. En esta botella encontraremos la esencia del vermut en primera persona, el alma de un momento que con hielo, una rodaja de limón y la mejor compañía posible hará posible la magia. El sifón es el otro complemento estrella para aquellos que quieran rebajar un poco la intensidad de esta delicia.

Solo necesitamos unas aceitunas, unas patatas y ponernos manos a la obra para darnos un pequeño homenaje. El momento del vermut es una tradición que no se debe perder, un instante de reflexión después de toda la semana muy merecido.

Lo último en Estilo

Últimas noticias