cabello

Botox capilar: ¿cómo transformar tu melena con este tratamiento?

Botox capilar: ¿cómo transformar tu melena con este tratamiento?
Botox capilar: ¿cómo transformar tu melena con este tratamiento?

Aunque seguro que ya sabes para qué se emplea el botox en el área de la cirugía estética facial y en la dermocosmética, quizás no conoces los efectos que puede tener en tu melena si te animas a realizar un  tratamiento capilar en el que este elemento es el protagonista y que puede aportarle a tu cabello múltiples beneficios ¡y resultados de lo más atractivos! Mira en qué consiste el botox capilar.

Si no conoces los detalles de este tratamiento que cada vez tiene más éxito y  últimamente notas tu pelo más apagado, sin brillo o con menos densidad, sigue leyendo pues quizás estás a punto de descubrir la salvación definitiva para que tu melena ¡pueda renacer!

Nada que ver con la toxina botulínica

 Aunque el tratamiento capilar del que hablaremos y el tratamiento homónimo que se aplica en la piel podrían parecer similares, son radicalmente distintos pues los compuestos utilizados en el proceso del tratamiento capilar no se elaboran a base de toxina botulínica, como sí es el caso de las inyecciones que conocemos para la piel.

Lo cierto es que el motivo de que se use el concepto de ‘botox’ para este procedimiento, es meramente publicitario, pues ayuda a que los clientes asocien los buenos resultados estéticos que se obtienen con el tratamiento para el rostro, con el efecto que puede verse tras el botox capilar.

Botox capilar: ¿cómo transformar tu melena con este tratamiento?

Esta técnica que se utiliza para mejorar el aspecto del cabello no es otra cosa que una serie de productos naturales combinados cuyo objetivo es reparar la fibra del cabello y aportarle hidratación.

El botox capilar es un tratamiento que se suele aplicar en melenas secas y maltratadas que lo que permite es nutrir en profundidad el cabello para darle un aspecto sedoso y saludable, hidratándolo y proporcionándole valiosos nutrientes que ayudan sellar parte de las grietas que suele haber en las fibras de este tipo de melenas de manera que se consigue también eliminar el frizz y el volumen indeseado que aparece en un cabello maltratado.

Y aunque muchas personas piensan que este tratamiento sirve para alisar el pelo, ya que al aplicarlo este adopta una apariencia semilisa (que en realidad solo se obtiene durante las primeras horas gracias a la disminución del volumen y a la hidratación), esto no es así pues a diferencia del tratamiento con queratina -que si se usa para esta finalidad- el botox capilar no contiene químicos como el formaldehído.

No hay ningún tipo de inyecciones asociadas al procedimiento

Si decides realizarte este tratamiento en tu peluquería de confianza, descubrirás que  el cuero cabelludo no recibe ningún pinchazo durante el tratamiento pues los productos se comercializan en forma de cremas o ungüentos tópicos que se aplican de forma directa sobre la fibra capilar.

El resultado es visible durante 30 o 40 días tras los cuales es necesaria una nueva aplicación para recuperar la apariencia en el cabello. Por ello, también es interesante tener en cuenta que los resultados, también varían en función de lo maltratada que está la melena en el momento de su aplicación, el corte que la clienta lleve, la calidad del producto utilizado y la profundidad con la cual los compuestos consigan penetrar en las fibras.

Debes tener en cuenta que cada persona es un caso distinto y aunque el botox siempre tiene resultados óptimos, es normal que sean ligeramente distintos si comparamos dos melenas radicalmente diferentes.

¿En qué consiste este tratamiento?

El tratamiento consiste simplemente en rellenar las áreas dañadas de la fibra capilar con las sustancias que componen el producto escogido, estas se encargan de reparar las zonas afectadas, nutriéndolas e hidratándolas y una vez aplicado, sus componentes reducen de manera notoria la sequedad, el quiebre y el aspecto opaco que resulta, por ejemplo, de un uso excesivo de la plancha.

El proceso consiste en lavar el cabello con champú alcalino, retirar el exceso de humedad y aplicar el producto, dejarlo actuar un tiempo promedio que va desde los 50 minutos a la hora y media y para terminar, volver a lavar con agua fría y secar, a lo que se puede añadir un planchado o secado final para consolidar la apariencia del pelo.

Se trata de un procedimiento agradable durante el cual también se pueden efectuar masajes en la raíz, las puntas y el cuerpo del cabello para asegurar que las vitaminas y los minerales penetren de forma adecuada en cada sección maltratada también para que los compuestos sellen las áreas dañadas.

Lo mejor es que al utilizar productos naturales la aplicación del tratamiento es 100 % segura, aunque por supuesto ha habido personas que han manifestado contraindicaciones como la alergia a los componentes de la fórmula o la perdida leve de la tonalidad del cabello, que puede suceder cuando se utilizan productos de baja calidad o que  no cuentan con el debido control de calidad.

Por ello es muy recomendable  informarse previamente tanto de la peluquería en la que queremos hacernos el tratamiento, como del producto que se va a utilizar.

Si llevas tiempo queriendo revivir tu melena con un extra de vitaminas y brillo ¡puede que haya llegado el momento! ¿Te animas?

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias