UNA GRAN NOTICIA

El resurgir del rincón predilecto de la reina Sofía

Los trabajos en el Palacio de Tatoi avanzan a buen ritmo y pronto podrá ser inaugurado en su nueva faceta.

El Palacio de Tatoi recupera el esplendor de antaño. No será con los que fueran reyes de Grecia como inquilinos, pero al menos, podrán ser testigos del resurgir de uno de los lugares predilectos de la reina Sofía. Un terreno lleno de recuerdos para la madre de Felipe VI, que tuvo que salir de allí para nunca más volver, al menos no de la misma manera. “Volver a Tatoi fue un golpe a todos mis recuerdos. Como si me hubieran acuchillado un sueño”, así recordaba la reina madre una visita que hizo a la finca en 1998 con motivo de un viaje oficial junto a don Juan Carlos. Ningún miembro de su familia había vivido allí desde que en 1967 el rey Constantino tuvo que exiliarse, lo que dejó el palacio sumido en un letargo del que está a punto de despertar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Andreas Megos (@andreas_megos)

Según ha anunciado la ministra de cultura de Grecia, Lina Mendoni, el Gobierno quiere convertir la finca de Tatoi en una atracción turística sostenible y ecológica. Con un presupuesto que llega a los 130 millones de euros, la propuesta del proyecto incluye la restauración del palacio, la inauguración de un restaurante y un hotel, así como el restablecimiento de las colmenas de abejas, el ganado y gallineros que tenía la finca, con el objetivo de lanzar al mercado una línea de productos ecológicos a la altura de los que el príncipe Carlos produce en su finca de Highgrove. “Es un proyecto enormemente ambicioso.  El mayor reto no será tanto completarlo como sostener los inmensos costes de funcionamiento en que incurrirá cuando esté operativo», ha declarado recientemente la Ministra.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Andreas Megos (@andreas_megos)

Pese a que Tatoi lleva deshabitado desde finales de los años sesenta, a mediados de los noventa fue nacionalizado por el Gobierno de Papandréu y, a partir de entonces, quedó abandonado. En 2002 se iniciaron unas obras de restauración que nunca culminaron por falta de presupuesto. Entonces el Gobierno intentó privatizarlo pero nadie se mostró interesado. Ya en el año 2019 el conservador Kyriakos Mitsotakis anunció su intención de rehabilitar el palacio debido a su buena relación con Constantino de Grecia y al interés que hace algunos años genera el pasado monárquico del país. De hecho, el padre del actual primer ministro, Constantinos Mitsotakis, ya permitió en 1991 que el hermano de doña Sofía recuperara varios de los objetos de valor que habían quedado en el palacio de Tatoi.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Andreas Megos (@andreas_megos)

Desde que comenzaran los trabajos de rehabilitación, han visto la luz algunos de los tesoros más importantes que hasta ahora permanecían ocultos en las ruinas de Tatoi. Tal es el caso del carruaje que don Juan Carlos y doña Sofía utilizaron el día de su boda.

Este y otros tres carruajes fueron encontrados en los establos del Palacio durante unos trabajos de mantenimiento el año pasado y está previsto que formen parte del futuro museo de Tatoi.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Andreas Megos (@andreas_megos)

Aunque hace tiempo que doña Sofía no visita Tatoi, para ella, la finca está llena de recuerdos importantes. Además, es el lugar en el que están enterrados sus padres, los reyes Pablo y Federica, a quienes cada año se rinde homenaje. Este año no ha podido ser por la complicada situación generada por la crisis sanitaria, a lo que se suma que sus tumbas fueron objeto de un ataque vandálico. Un gran disgusto para toda la familia.

Pese a que aún no hay fecha concreta para esta reinauguración, estamos seguros de que doña Sofía será una de las primeras en visitar este lugar en el que fue tan feliz y cuyo recuerdo ha podido rememorar tras los muros de Marivent.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias