NUEVO FRENTEENTE ABIERTO

La reina Isabel, al límite: la petición por la que se enfrentará al príncipe Harry

Quedan pocas semanas para que el duque de Sussex y la reina Isabel renegocien los términos del acuerdo del Megixt y parece que Harry no está dispuesto a renunciar a una de las cosas con las que más vinculado está.

Si hay algo que siempre ha importado al príncipe Harry casi al nivel de su familia esto es, sin duda, su carrera militar. El hijo menor de Carlos de Inglaterra experimentó una verdadera transformación a raíz de su ingreso en el ejército, después de unos años en los que su comportamiento daba mucho qué hablar. A partir de sus estancias en Irak y Afganistán y todo lo que ellas supusieron, la actitud del hoy duque de Sussex cambió de manera sustancial, hasta el punto de que no está dispuesto a dejar de lado su faceta militar, independientemente de ser un miembro activo o no, del clan Windsor.

reina Isabel
La reina Isabel y los duques de Sussex en una imagen de archivo / Gtres

Esta implicación con su carrera militar quedó más que clara después de la demanda que interpuso contra el grupo de comunicación que publicó una noticia en la que aseguraba que Harry se había desvinculado de los Royal Marines. Una información falsa según el duque de Sussex quien, de hecho, ha ganado la demanda. Sin embargo, ahora tiene pendiente un nuevo enfrentamiento y esta vez puede ser mucho más difícil ya que es directamente contra la Reina.

Al margen de los títulos militares por derecho propio, hay una serie de honores militares que el hijo menor de Diana de Gales ostenta por concesión directa de la Corona y que no tienen nada que ver con los logros adquiridos a lo largo de su carrera militar. El acuerdo del Megxit incluía una revisión de esos honores y otras cuestiones una vez transcurrido un año, fecha que se cumple este mes de marzo. Según parece, aunque los Sussex no tienen intención de dar un paso atrás en su decisión de mantenerse alejados de “La Firma”, Harry sí que tiene el propósito de conservar estos honores.

Meghan
Los Sussex no quieren volver, pero Harry quiere conservar sus derechos / Gtres

Se trata de tres títulos en concreto: capitán general de los Royal Marines, comandante honorífico de la RAF, y comodoro jefe de la Marina. A pesar de que Harry no se ha pronunciado directamente al respecto, fuentes cercanas a los Sussex han asegurado a algunos de los medios más conocidos del Reino Unido que está “desesperado” por mantener estos títulos. De hecho, en el pasado -antes de Meghan-, estos títulos fueron fuente de conflicto entre el duque de Sussex y su familia, ya que tras la muerte de Diana, Harry encontró consuelo en la carrera militar y centró toda su labor en trabajar por esta causa y todo lo que se desarrolla en torno a ella.

Cuando los Sussex se mudaron primero a Canadá y después a Estados Unidos, empezaron una nueva vida alejada de las obligaciones de la Corte. A pesar de que han logrado consolidar un entramado de contratos que tienen como punto en común la actividad mediática, lo cierto es que el príncipe Harry echa de menos su labor principal. Más aún, los Invictus Games, una de las citas más importantes de su agenda, han tenido que posponerse por segunda vez debido a la pandemia.

Meghan Markle; Príncipe Harry
Para Harry, su carrera militar es muy importante / Gtres

Sin embargo, parece que desde Buckingham la postura es muy clara. La Reina no está dispuesta a dejar que su nieto predilecto ejerza como royal a tiempo parcial. Tanto es así que ya hay rumores sobre quién podría asumir al menos dos de los cargos que hasta ahora ostentaba el duque de Sussex. Para el de capitán general de los marines, un título que el duque Felipe de Edimburgo cedió a su nieto en 2017, se baraja el nombre de la princesa Ana, de 70 años. Mientras que para el de comandante honorífico de la RAF los propios militares están pidiendo que sea Guillermo el que ostente el título, ya que el duque de Cambridge sirvió en la fuerza aérea. En lo que respecta al título de comodoro en jefe por ahora no hay mucha discusión ya que no cuenta con rango real en la Marina ni tiene tradición alguna. De hecho, la propia Camila Parker ostenta uno desde 2006.

Al margen de estas cuestiones,  el príncipe Harry sí que puede seguir utilizando tanto el título como el uniforme de capitán de los Royals & Blues, con los que sirvió en Afganistán. Sin embargo, tal como parece que pintan las cosas, es más que probable que la Reina se mantenga firme y le ‘corte las alas’ en una de las cuestiones que más le duelan. Quizás esto haga que el Duque pueda llegar a replantearse si ha acertado o no en su decisión.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias