UN MES DESPUÉS DE SU MUERTE

El homenaje más especial de la reina Isabel al duque de Edimburgo

El plan del Gobierno es que el nuevo yate real rinda tributo al duque de Edimburgo, que además participó activamente en su diseño y era un gran amante del mar.

Ver vídeo

Una buena noticia para la reina Isabel en uno de sus momentos más difíciles. La monarca perdió el pasado día 9 de abril a su marido, el duque de Edimburgo, que fallecía a los 99 años de edad en el Castillo de Windsor después de haber regresado de permanecer casi un mes ingresado. Una muerte que, según acaba de trascender, se ha debido a su avanzada edad, y no a ningún tipo de dolencia o enfermedad.

reina Isabel
La reina Isabel, desolada, en el funeral por su marido, el duque de Edimburgo / Gtres

La Reina se despedía del que ha sido su compañero durante 73 años en un discreto funeral en la capilla de San Jorge, al que asistían apenas 30 personas, incluido el príncipe Harry, que volvía ‘a casa’ después de la polémica entrevista que protagonizó junto a su esposa, Meghan Markle, en la que vertía graves acusaciones contra la familia real.

Ahora, cuando faltan pocos días para que Su Majestad retome su actividad oficial con la ceremonia de Apertura del Parlamento el próximo día 11 de mayo, a la que asistirá con el príncipe Carlos, el diario británico The Telegraph ha publicado una noticia que, sin duda, arroja un poco de alegría en este complicado momento.

La reina Isabel II y el duque de Edimburgo/Gtres
La reina Isabel y el duque de Edimburgo en una imagen de archivo/ Gtres

Según apunta el periódico, el Gobierno anunciará en los próximos días la creación de un nuevo barco real que sustituirá al yate HMY Britannia, cuya retirada del servicio en 1997 supuso un duro golpe para la Reina, que incluso se despidió de él entre lágrimas. Pero además, este nuevo barco se aprovechará para homenajear al duque de Edimburgo, ya que el Ejecutivo quiere que sea bautizado como HMS Prince Philip.

Y es que el marido de la reina Isabel, además de una importante carrera en la Marina, tenía desde el año 2011 el cargo de lord gran almirante de la Marina Real británica y además estuvo muy implicado en los planes de la creación de este nuevo yate. A esto hay que sumar que también participó en el diseño del anterior. Motivos, sin duda, más que suficientes, para que la embarcación lleve su nombre.

Reina Isabel
El antiguo yate Britannia en una imagen de archivo / Gtres

Se estima que este nuevo barco ha costado cerca de 200 millones de libras, lo que ha generado una importante polémica en el Reino Unido, pero tras la muerte del duque de Edimburgo y el anuncio de los planes del Gobierno de que lleve su nombre, las aguas se han calmado y han aumentado los partidarios de esta iniciativa.

En el año 1997, el Britannia original fue decomisionado por una controvertida decisión del gobierno de Tony Blair y desde entonces funciona como atracción turística en el puerto de Edimburgo.

Desde su creación hasta dicho año, el Britannia era como una residencia más para la familia real. De hecho, fue uno de los lugares en los que Carlos y Diana pasaron parte de su luna de miel, pero también ha sido testigo de numerosos viajes de la reina Isabel como el que realizó a Chicago en el año 1959. Aunque en 1997 dejó de funcionar, la Reina lo utilizó en 2011 para el cóctel previo a la boda de Zara Tindall.

 

Lo último en Casa Real

Últimas noticias