TODOS LOS DETALLES

La Reina Isabel estrena Barbie, pero no la recibirá como regalo

La Reina Isabel vive uno de sus años más especiales. La monarca acaba de cumplir noventa y seis años, a lo que hay que añadir que se encuentra en su Jubileo de Platino. Setenta años como jefa del Estado que se van a conmemorar este mes de junio, con numerosos actos por todo lo alto.

A pesar de su avanzada edad, la soberana continúa muy comprometida con la institución. Es más, aunque se ha visto forzada a reducir su actividad por algunos achaques de salud, sigue estando pendiente de asuntos oficiales.

La soberana con un bastón. / Gtres

Pese a que la celebración oficial de su cumpleaños es en el mes de junio, coincidiendo con el Trooping the colour -una fiesta que se remonta varios siglos atrás y que tiene su origen en una curiosa historia-, la Reina cumple años en el mes de abril. En esta ocasión no ha habido festejos oficiales, pero sí ha trascendido que la monarca ha aprovechado este día tan especial para viajar a su residencia en Norfolk, Sandringham. Una casa que para Isabel II es muy especial, ya que está ligada a algunos de los momentos más importantes de su vida. En Sandringham no solo se suele celebrar la Navidad, sino que fue allí donde el duque de Edimburgo pasó parte del tiempo tras su retirada de la vida institucional y, además, allí murió el padre de la Reina hace setenta años, cuando ella se encontraba de viaje oficial.

La Reina Isabel llegando a Sandringham. / Gtres

Aunque no se conocen muchos detalles de esta fiesta privada, a nivel público el cumpleaños de la Reina ha coincidido con un importante lanzamiento en homenaje a la monarca. La firma Mattel ha presentado una Barbie conmemorativa. Una muñeca que se inspira en la monarca y tiene todos los detalles que recuerdan a ella. La Barbie va vestida de gala, con un modelo de seda blanca brocada, manga larga y guantes. Lleva además, una banda azul cruzada y varias órdenes, en concreto, la de su padre, la de su abuelo y la Jarretera, la más importante del país. Esta orden la tienen veinticuatro personas en total, entre las que se encuentran los Reyes Felipe de España y Guillermo de Holanda y que este año, además, se ha entregado a Camilla Parker-Bowles.

La monarca luce sobre la cabeza una tiara, que muchos han asegurado de que se trata de la tiara fringe que llevó en su boda y que le prestó recientemente a su nieta, la princesa Beatriz. Sin embargo, aunque se trata de una tiara de este estilo, es la tiara kokoshnik. Esta diadema se remonta a la Reina Alexandra de Dinamarca y a un grupo de mujeres de alta alcurnia que se unieron para hacerle un regalo con motivo del aniversario de su boda con el rey Eduardo VII. La Reina les reveló que le gustaría una diadema como la de su hermana, la emperatriz rusa Maria Fíodorovna .

Reina Isabel
La Reina con la tiara. / Gtres

Este digital se ha puesto en contacto con la marca Mattel para conocer algunos detalles más de esta muñeca tan especial. Desde la firma nos han confirmado que, “como cualquier producto conmemorativo producido para celebrar el Jubileo, la muñeca fue diseñada con la correcta interpretación y aplicación de las Reglas del Lord Chamberlain”. A pesar de que, cabría pensar que la Reina vaya a tener una de las muñecas, lo cierto es que, según han informado a LOOK, “la política de la oficina de garantías es no aceptar regalos conmemorativos”. De lo que no se tiene noticia es de la opinión de Su Majestad de esta Barbie, aunque seguramente le haya gustado. El precio de la muñeca supera los setenta euros y la demanda está siendo muy alta.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias