INESPERADA NOTICIA

La confesión más dura de Meghan Markle: se sincera sobre la pérdida de su segundo hijo

La duquesa de Sussex ha revelado en la columna que escribe para el “New York Times” que el pasado mes de julio perdió al hijo que esperaba junto al príncipe Harry

Triste noticia para los duques de Sussex. Tal como ha revelado de manera inesperada Meghan Markle, la pareja ha perdido al bebé que esperaba. Una noticia que ha confirmado la propia Meghan a través de su columna en el diario “New York Times”. A pesar de que en los últimos meses han sido constantes los rumores que apuntaban a un posible segundo embarazo de la nuera de Carlos de Inglaterra, lo cierto es que ni Meghan ni el príncipe Harry han llegado nunca a anunciar la noticia, al menos de cara al público. Y es que desde que el pasado mes de marzo dejaran de formar parte de forma oficial del núcleo central de “La Firma”, ya no están sometidos a los estrictos protocolos que marca la Corte Británica y que afectan a este tipo de anuncios.

Meghan Markle
Meghan Markle acaba de vivir uno de sus momentos más difíciles / Gtres

En un desgarrador y sincero texto, la Duquesa de Sussex describe el momento en el que perdió al que iba a ser su segundo hijo: “fue una mañana del mes de julio, que comenzó como cualquier otro día: hacer el desayuno, dar de comer a los perros, tomar vitaminas, encontrar ese calcetín que había perdido, recoger el lápiz que se había caído bajo la mesa, hacerme una coleta antes de ir a buscar a mi hijo”, comienza diciendo la Duquesa.

Meghan Markle
Meghan Markle con Archie en brazos en una imagen en el pasado cumpleaños del pequeño / Gtres

Meghan explica que justo después de cambiarle el pañal a Archie sintió un fuerte calambre en la zona del abdomen, hasta el punto de que tuvo que dejarse caer en el suelo, con Archie en los brazos: “entoné una nana para intentar calmarnos a los dos, pero pronto noté que las cosas no estaban yendo bien. Mientras abrazaba a mi hijo mayor, supe que estaba perdiendo al segundo”, relata la Duquesa.

Meghan revela que apenas unas horas después se encontró en la cama de un hospital, con Harry a su lado, sujetándole la mano con ternura y los dos envueltos en lágrimas. “Intenté imaginar cómo afrontaríamos esta situación”. La Duquesa cuenta que en esos momentos recordó uno de los momentos de su viaje a Sudáfrica. “Estaba agotada, tenía que darle el pecho a mi hijo recién nacido y además todo el mundo me observaba”. Meghan explica que un periodista le preguntó si estaba bien y, a pesar de que era consciente de que todo lo que iba a decir resonaría en todas partes, quiso contestar de manera honesta: “gracias por preguntar, no mucha gente me pregunta si estoy bien”. Una pregunta que, encontrándose en el hospital, con Harry destrozado pero intentando apoyarla, le sirvió para saber qué era lo que tenía que decir: “¿estás bien? Porque para empezar a curarse, lo primero es preguntar cómo estás».

 

Meghan termina su escrito reflexionando sobre la actual situación del mundo: “¿estamos realmente bien?”, pregunta. Para la esposa del príncipe Harry, este año ha puesto a la población mundial ante muchos retos, la pérdida y el dolor se han convertido en el día a día, no solo por la situación generada por el coronavirus, sino por el incremento de las revueltas y del odio racial, que han contribuido a que donde antes había comunidades ahora haya división. La Duquesa explica que el mundo está polarizado y ya ni siquiera hay acuerdos en torno a valores como el compromiso.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias