Internacional

Una amenaza salvaje y un sueño cumplido: los intensos últimos siete días de Harry y Meghan

Aunque la pareja lleva ya varios meses instalada en su nuevo hogar de Santa Bárbara, los últimos días están siendo un poco intensos para ellos, tanto por alegrías como por algún que otro disgusto.

Poco a poco la ‘normalidad’ se va instalando en las vidas de los duques de Sussex desde que el pasado mes de marzo se confirmara su salida como miembros de primera línea de la Familia Real. A pesar de que, según las condiciones del ‘Megxit’, la pareja tiene hasta doce meses para replantearse su situación y volver a los brazos de Su Graciosa Majestad, lo cierto es que parece que se encuentra muy cómoda con su nueva vida en California.

 

El matrimonio lleva varias semanas instalado en su nueva casa en la zona de Santa Bárbara. Una impresionante mansión desde la que están desarrollando su nueva labor profesional. Por un lado, hace no mucho firmaron un acuerdo con Netflix para la elaboración de una serie de contenidos de entretenimiento, pero además han creado su propia compañía productora a tal efecto. No es esta la única buena noticia que han tenido los Sussex en los últimos tiempos, de hecho, esta semana ha sido especialmente intensa para la pareja, pero no todo han sido alegrías.

Archie, Meghan Markle
Meghan Markle y su hijo Archie / Gtres

Hace algunos días Meghan y Harry se reunían virtualmente con la activista Malala Yousafzai a quien le comentaron que, pese a las complicadas circunstancias a las que se estaba enfrentando el mundo, la pandemia les había permitido poder pasar tiempo con Archie: «Nosotros estamos tratando de aprovechar todo el tiempo de calidad que tenemos con nuestro hijo en estos momentos y no perdernos ni un solo momento de su crecimiento y desarrollo», aseguró la pareja. En otra situación, lo más probable es que el pequeño hubiera quedado al cuidado de su abuela, Doria Ragland, mientras ellos se centraban en sus proyectos e incluso viajaban.

Al margen de esta confesión en torno a Archie, los Sussex están de celebración. Tras muchos meses de retraso y numerosos conflictos, por fin está operativa la web de la que será su fundación, Archewell.com. Todavía no se conoce cuándo comenzará su actividad ni los proyectos que van a desarrollar pero al menos ya tiene la página online. La idea de Archewell surgió incluso antes que la de “SussexRoyal”, un nombre que no se les ha permitido utilizar ya que la legislación británica prohíbe actividades de este tipo vinculadas a la familia real en miembros que ya no son parte de ella de forma activa, como es el caso de los Sussex. El matrimonio ha asegurado que ellos pensaron antes en la posibilidad de “Archewell”, que además les ha servido de inspiración para el nombre de su hijo. “Archewell” procede del término griego “arche”, que significa principio o fuerza de acción. Es pronto para conocer la actividad que va a desarrollar la institución, pero se espera que vaya en la línea con los proyectos que hasta ahora ha apoyado la pareja.

Sin embargo, no todo han sido alegrías estos últimos días. A pesar de que la pareja parece estar encantada en su nuevo hogar, lo cierto es que su seguridad podría verse amenazada. Tal como publican varios medios, en las inmediaciones de la casa se ha visto a un gran oso negro y también a un puma. En el caso del oso, se cree que procede de un rancho cercano que acaba de ser vendido, pero en el del puma aún se están investigando los motivos por los que ha llegado hasta ahí. Sea como fuere, los Sussex tienen una razón más de lo que preocuparse.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias