Navidad peligrosa

El peligroso incidente con el que ha tenido que lidiar la Reina Isabel en el día de Navidad

La Reina Isabel dando el discurso de Navidad / Gtres
La Reina Isabel dando el discurso de Navidad / Gtres

La primera Navidad sin su marido no está siendo nada fácil para la Reina Isabel. Tras haber sido emitido su tradicional discurso navideño el pasado sábado, un hombre armado fue detenido mientras intentaba entrar en el castillo de Windsor, donde la monarca estaba pasando la Navidad junto a su familia.

La Reina Isabel con un traje rojo / Gtres
La Reina Isabel con un traje rojo / Gtres

El diario británico The Guardian ha sido el encargado de informar sobre el incidente que podría haber acabado en tragedia. El intruso llevaba un arma ofensiva, pero gracias a la seguridad no ha conseguido irrumpir en ninguno de los edificios que conforman el castillo. Por su parte, la comisaria Rebecca Mears ha dicho públicamente que el suceso ya se está investigando por medio de las autoridades pertinentes: “Ha sido detenido como sospechoso de entrar en un lugar protegido y de poseer un arma”, declaraba, mientras añadía además que el hombre ya se encuentra bajo custodia policial. La profesional también ha desvelado algunos detalles sobre cómo tuvo lugar el incidente, confirmando que los procesos de seguridad se activaron en el mismo momento en el que el sospechoso entró en el recinto. Por otra parte, los miembros de la Familia Real británica ya han sido informados de lo ocurrido, aunque se prevé que “no haya mayor peligro”.

La Reina Isabel y el duque de Edimburgo / Gtres
La Reina Isabel y el duque de Edimburgo / Gtres

Es muy probable que la Reina se llevara un buen susto cuando fue informada de lo que había ocurrido en el castillo en el día de Navidad. Teniendo en cuenta que es un día de lo más familiar y emotivo, desde el clan Windsor siempre se intenta que todo salga tal y como esperan, sobre todo porque en esta fecha también tiene lugar el tradicional mensaje de la monarca, el cual fue emitido en las cadenas principales del Reino Unido. Ataviada con un vestido rojo y acompañada por una foto suya junto al duque de Edimburgo, la soberana agradeció a la audiencia la “calidez y el afecto” recibido en los últimos meses por la muerte de su marido. De hecho, parte de su emotivo discurso fue destinado al Príncipe Felipe, demostrando lo mucho que le echa de menos y empatizando con todas aquellas familias que también han perdido a un ser querido a lo largo de este 2021: “A pesar de que este es un momento de gran felicidad y alegría para muchos, las Navidades pueden ser duras para aquellos que han perdido a alguien querido. Este año, especialmente, entiendo por qué. (…) La vida, desde luego, está hecha tanto de partidas finales como de primeros encuentros”, reflexionaba Isabel II.

La Reina Isabel y el duque de Edimburgo / Gtres
La Reina Isabel y el duque de Edimburgo / Gtres

El homenaje de la madre de Carlos de Inglaterra a su difunto esposo no quedó ahí y afirmó que aún recuerda “el brillo travieso e inquisitivo del duque de Edimburgo”, detallando que “fue tan brillante al final como cuando lo vi por primera vez”, explicaba visiblemente apenada. Además, quiso hacerle un guiño luciendo sobre su vestido el broche de zafiro que se puso en su luna de miel en 1947. Para finalizar, la monarca aseguró que durante estas fiestas, en su mesa hubo “una risa familiar perdida”, dejando entrever que este fallecimiento ha hecho mella en su día a día.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias