UN DÍA HISTÓRICO

Harry y Guillermo: punto y aparte a sus diferencias por la memoria Diana

Los príncipes Harry y Guillermo han participado en la inauguración de una estatua en recuerdo de Diana de Gales en uno de los jardines del Palacio de Kensington. Ha sido la primera vez que se encuentran desde el funeral del duque de Edimburgo.

La reina Isabel se desmarca de Harry y Guillermo: así ha pasado el día de su reencuentro

La cuidada estrategia de los Cambridge de cara a la sucesión de la Corona

Ver vídeo

Era uno de los días más esperados. Por fin en los jardines del Palacio de Kensington se ha inaugurado la estatua en recuerdo a Diana de Gales por el que hubiera sido su sesenta cumpleaños. Un proyecto que se remonta a varios años atrás y en el que han trabajado mano a mano sus hijos, los príncipes Harry y Guillermo, antes de que se desataran las últimas polémicas entre el duque de Sussex y ‘La Firma’.

Diana
Los dos príncipes junto a uno de los responsables del proyecto / Gtres

A pesar de que en un primer momento se había pensado en un acto más multitudinario, finalmente, debido a la situación sanitaria, se ha optado por algo más reducido. Tanto es así que ni siquiera se ha permitido la presencia de varios medios por considerarse un evento privado. De hecho, en términos estrictos, la zona en la que está ubicada la estatua no se encuentra abierta al público salvo en contadas ocasiones. Una situación que ha generado especulaciones. La especialista en los Windsor, Emily Andrews, ha declarado que esto último tiene que ver con la situación personal entre Harry y Guillermo. La periodista apunta a un gesto del duque de Cambridge hacia su hermano, ya que Harry prefería que no hubiera más medios por los problemas que ha tenido en los últimos tiempos con la prensa. La versión oficial, no obstante, asegura que se debe a la situación sanitaria derivada del coronavirus.

Diana
Los dos hermanos en el momento de la inauguración / Gtres

Al acto han asistido, además de los Príncipes, los hermanos de Diana. El conde Spencer, Lady Sarah McCorquodale y Lady Jane Fellowes han sido de las pocas personas que han podido presenciar la inauguración de la estatua, diseñada por Ian Rank-Broadley, que tiene una larga trayectoria en la creación de imágenes de la familia real. La escultura representa a Diana de pie, vestida con una falda y una blusa y acompañada de unos niños.

Diana
Harry y Guillermo han compartido momentos de complicidad / Gtres

Los hermanos se han mostrado unidos y cómplices durante el acto. Vestidos ambos con traje oscuro, se han encargado de desvelar la estatua e incluso han compartido algunas risas, a tenor de las imágenes que ha distribuido el Palacio de Kensington. Una vez finalizado el acto, han emitido un comunicado conjunto: “hoy habría sido el sesenta cumpleaños de nuestra madre. Recordamos su amor, su fuerza y su carácter, cualidades que hicieron de ella un elemento positivo para el mundo, capaz de cambiar a mejor las vidas de muchos. Cada día deseamos que ella siguiera con nosotros y esperamos que esta estatua sea vista como un símbolo de su vida y su legado.”

A pesar de que Harry llegaba antes del fin de semana a Londres, no fue hasta ayer cuando se le vio en público, precisamente también en un acto relacionado con la memoria de Diana. Todavía no se ha confirmado si el Príncipe regresará inmediatamente a Los Ángeles o si va a quedarse algunos días más para limar asperezas, aunque sí se sabe que la reina Isabel ha extendido a los Sussex una invitación para asistir el próximo año a los actos con motivo de su Jubileo.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias