CASI UN CUARTO DE SIGLO DESPUÉS

Las últimas palabras de Diana de Gales

Una reciente investigación del tabloide Daily Mail ha recogido varios testimonios de algunas de las personas que estuvieron junto a la princesa de Gales en sus últimos momentos de vida, justo después de que tuviera lugar el trágico accidente de tráfico en el túnel de París con Dodi Al Fayed.

Ver vídeo

En apenas unos dñias se cumplen 60 años del nacimiento de Diana de Gales y se ha previsto un homenaje en los jardines del Palacio de Kensington en el que participarán sus dos hijos. A pesar de las tensiones que se han producido en los últimos tiempos entre los príncipes Guillermo y Harry, ambos hermanos estarán presentes en la inauguración de la estatua en recuerdo de su madre, en uno de sus lugares predilectos de la que fuera su residencia oficial.

Diana de Gales
La Princesa falleció hace casi 25 años / Gtres

Sin embargo, a raíz de este aniversario, y cuando ha pasado ya casi un cuarto de siglo desde que la Princesa perdiera la vida en un trágico accidente en París, aún siguen saliendo a la luz detalles sobre la noche de su fallecimiento. La semana pasada el tabloide Daily Mail publicaba una entrevista con uno de los médicos que atendió a la exmujer de Carlos de Inglaterra tras el fatídico suceso. El especialista relató por primera vez los detalles de las últimas horas de la Princesa y todos sus intentos por salvarle la vida a pesar del dramático estado en el que llegó al centro hospitalario.

En el marco de la investigación que está llevando a cabo el diario británico, ahora se han publicado nuevos testimonios más allá de las declaraciones del médico. El sacerdote que la acompañó, el jefe de bomberos que ayudó en el rescate o el médico que estuvo con la Princesa hasta la llegada de la ambulancia son algunos de los ejemplos que han ayudado a ofrecer una visión más completa de las últimas horas de vida de la que fuera esposa de Carlos de Inglaterra.

Diana de Gales perdió la vida en el túnel del Alma de París / Gtres

Según ha contado el doctor Frederic Mailliez , entró en el túnel apenas unos minutos después del siniestro en la dirección opuesta y se acercó a socorrer a las víctimas sin tener constancia de quienes iban en el vehículo: “dentro del Mercedes, había dos personas aparentemente muertas y dos resultaron gravemente heridas, pero aún con vida. Así que hice una evaluación muy rápida. Luego fui al coche para buscar el poco equipo médico que había allí, volví al interior del vehículo y traté de ayudar a la joven. Estaba sentada en el suelo en la parte de atrás y descubrí entonces que era una mujer muy hermosa y que no tenía ninguna herida grave en la cara. No sangraba, pero estaba casi inconsciente y tenía dificultad para respirar. Entonces mi objetivo era ayudarla”, ha explicado.

En ese momento, recuerda que el túnel comenzó a llenarse de cámaras, lo cual le sorprendió bastante. Mailliez le hablaba en francés, pero entonces alguien le dijo que era inglesa y cambió de idioma. Estuvo a su lado hasta la llegada de los servicios de emergencia.

El coche en el que viajaba quedó destrozado / Gtres

Ni Maillez ni el sargento de bomberos Xavier Gourmelon reconocieron a Diana de Gales. A su llegada sacaron a los fallecidos de la parte delantera del coche y entonces se acercaron a la Princesa. Diana consiguió decirle: “Dios mío, ¿qué ha pasado?”. Fueron sus últimas palabras hasta que le pusieron un collarín y un respirador para trasladarla de manera urgente al hospital Pitié-Salpêtrière de París.

En ese momento respiraba de manera normal y tenía buen pulso, nadie esperaba el fatal desenlace. Sin embargo, en el traslado sufrió una crisis. Lady Di llegó en estado de shock traumático y el cirujano cardiotorácico de guardia, el Dr. Bruno Riou, comprobó que tenía una fuerte hemorragia interna. La Princesa sufrió varios paros cardiacos hasta que falleció a las pocas horas.

El último en dar su testimonio ha sido el padre Yves-Marie Clochard-Bossue. Él mismo ha contado que le llamaron en busca de un sacerdote anglicano, pero no conocía ninguno, de manera que al final, a pesar de ser católico, acudió al hospital. “La vi por primera vez allí. Estaba completamente intacta, sin marcas, ni manchas, ni maquillaje. Completamente natural. Y ella era una mujer realmente hermosa y parecía como si… Casi podrías hablar con ella”. A pesar de que ha reconocido que desaprobada la conducta de la Princesa en los últimos meses, lo cierto es que pensó inmediatamente en sus hijos y rezó por ellos y por su alma.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias