Triste pérdida

Salen a la luz nuevos detalles del trágico accidente que acabó con la vida de Lady Di

El cirujano que operó a la Princesa, ha relatado cómo fueron las últimas horas de vida de la madre del príncipe Guillermo y el príncipe Harry. Asegura, que tanto él como el equipo médico hicieron todo lo que estuvo en sus manos para salvar la vida de Diana de Gales.

Ver vídeo

Este año se cumple el 25 aniversario de la muerte de la princesa Diana. La madre del príncipe Guillermo y del príncipe Harry murió en un trágico accidente el 31 de agosto de 1997 en el Puente del Alma, situado en París. Una noticia que consternó el mundo entero, ya que había sido y es una de las Princesas más queridas de todos los tiempos. Son muchas las incógnitas las que han rondado su muerte desde siempre, pero poco a poco van saliendo más detalles sobre qué fue lo que ocurrió aquel fatídico día. Tal y como ha apuntado el ‘Daily Mail’, se han recogido unas informaciones en las que se detallan cómo fueron las últimas horas de Lady Di en el hospital.Todo gracias a una exhaustiva investigación que prontó verá la luz en forma de podcast de la mano de Monsef Dahman, uno de los cirujanos que estuvo presente en la mesa de operaciones en aquella madrugada de verano.

La princesa Diana en una imagen de archivo./Gtres
La princesa Diana en una imagen de archivo./Gtres

En aquel momento nunca imaginó lo que iba a suceder. Lo que fue un turno de lo más normal, marcó sus días para siempre al darse cuenta de que cuando llegó una joven al centro hospitalario tras un accidente se trataba de la Princesa. «La idea de que has perdido a una persona importante, por la que te preocupabas personalmente, te marca de por vida», ha confesado Dahman, que ha asegurado que tanto él como el equipo de médicos que actuó ese día lucharon con todas sus fuerzas para que el corazón de Diana de Gales no dejase de latir.

“Estaba descansando en la sala de servicio cuando recibí una llamada de Bruno Riou, el anestesista principal de servicio, diciéndome que fuera a la sala de emergencias. No me dijeron que era Lady Di, solo que había habido un accidente grave que involucró a una mujer joven”, ha comentado al citado medio británico durante la entrevista. Monsef Dahman era un joven cirujano que trabajaba en el hospital Pitié-Salpêtrière en París. «La organización del hospital Pitié-Salpêtrière era muy jerárquica. Cuando recibí una llamada de ese colega de alto nivel, eso solo podía significar que el caso era particularmente serio», ha aclarado tras tantos años de silencio.

La princesa Diana y el príncipe Carlos en una imagen de archivo./Gtres
La princesa Diana y el príncipe Carlos en una imagen de archivo./Gtres

El médico, ha desvelado que su reacción fuer rápida, y que llegó “bastante rápido al quirófano”. “Ahí me di cuenta de la verdadera seriedad del asunto. Mi interno (su asistente junior) estaba en la habitación, pero en un rincón, porque estaba un poco abrumado por la gravedad del momento», ha contado al recordar aquellos decisivos minutos en los que Diana se debatía entre la vida y la muerte. A la Princesa le habían hecho una radiografía al llegar al hospital y ahí descubrieron que estaba sufriendo una “hemorragia interna muy grave”, por lo que tomaron la decisión de aplicarle un drenaje torácico para extraer el exceso de líquido de la cavidad torácica. Como la hemorragia persistía, la madre del príncipe Guillermo recibió transfusiones de sangre ‘O-negativa’, pues no se había establecido un grupo sanguíneo.

Alrededor de las 2:15 de la mañana, Diana sufrió otro paro cardíaco -experimentó uno anterior durante su reanimación en el coche-. Debido a la gravedad de la situación, Riou, el anestesista, pidió a Dahman que realizara una intervención quirúrgica a la princesa en la misma camilla de la sala de emergencias. Tras la operación, el cirujano descubrió que Diana había sufrido un desgarro en su pericardio, que protege el corazón.

El féretro de la princesa Diana llevafo por Guardias Reales./Gtres
El féretro de la princesa Diana llevafo por Guardias Reales./Gtres

Los esfuerzos fueron en vano porque Ladi Di no se estabilizada y Alai Pavie era la última esperanza para la Princesa. El corazón de Diana de Gales dejó de latir y en una nueva intervención, Pavie descubrió una herida más grave. Se trataba de un desgarro en la vena pulmonar superior izquierda. «Probamos descargas eléctricas varias veces y, como había hecho en la sala de emergencias, masaje cardíaco. El profesor Riou le había administrado adrenalina. Pero no pudimos hacer que su corazón volviera a latir. Luchamos con fuerza, lo intentamos mucho, realmente muchísimo. Francamente, cuando estás trabajando en esas condiciones, no notas el paso del tiempo. Lo único importante era hacer todo lo posible por salvar a esa joven. Intentamos reanimar a la Princesa durante 1 hora. No pudimos salvarla y eso nos afectó a todos mucho. A las 4 de la mañana determinamos frenar los intentos de reanimación. Fue una decisión consensuada», ha contado Dahman con tristeza. No pudimos salvarla y eso nos afectó a todos mucho», recuerda con tristeza.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias