UNA IMPORTANTE DECISIÓN

Federico de Dinamarca dice adiós al COI: ¿primer paso hacia un inminente relevo en la Corona?

Ver vídeo

Aires de cambio en la Casa Real de Dinamarca. Hace algunos días, desde el departamento de comunicación del príncipe Federico confirmaban que el hijo mayor de la reina Margarita no podrá estar presente en los Juegos Olímpicos de Tokio. En un comunicado, se ha informado de que el Príncipe ha cancelado su participación por un contacto estrecho con una persona infectada de coronavirus. Aunque el heredero lleva ya tiempo vacunado se ha preferido tomar precauciones ante esta situación de la que, además, por ahora no se han ofrecido más detalles, de manera que se desconoce quién es la persona con la que el Príncipe ha mantenido este contacto, aunque sí han descartado que se trate de alguien de su familia más directa.

Federico de Dinamarca
La reina Margarita no tiene intención de abdicar,  pero podría dar más prerrogativas a su heredero / Gtres

“Su Alteza Real el Príncipe Heredero ha tenido que cancelar su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio, ya que ha estado en estrecho contacto con una persona infectada con COVID-19. Debido a que los requisitos de entrada a los Juegos Olímpicos, el Príncipe no tiene la oportunidad de viajar a Japón. El heredero, que ha sido vacunado, sigue las recomendaciones de las autoridades”, reza el texto, que especifica que a Federico le habría gustado poder participar.

Federico de Dinamarca
El príncipe Federico en una imagen de archivo en una reunión del COI / Gtres

Esto no es lo único de lo que ha informado la Casa Real, sino que también han comunicado un importante cambio en la vida del Príncipe. Según han confirmado, el hijo de la reina Margarita ha dimitido formalmente como miembro Comité Olímpico Internacional (COI) del que ha formado parte durante doce años. Hace unos días participaba en su última reunión, donde ha escrito unas emotivas palabras: «en estas primeras horas de la mañana, asisto a mi última Asamblea General como miembro activo del COI. Por tanto, termina un capítulo importante de mi vida», ha asegurado el Príncipe. Un detalle que ha llamado mucho la atención ya que puede significar un cambio en la vida del heredero que tiene mucho que ver con su futuro.

A sus recién cumplidos cincuenta años, Federico está perfectamente preparado para dar un paso más en el momento en el que su madre así lo disponga. Es cierto que en Dinamarca no hay tradición de abdicar como en Holanda o Bélgica, pero llegado el momento, la Reina podría plantearse dejar la gestión a su heredero o, al menos, otorgarle más prerrogativas. Fuentes cercanas a la Reina han asegurado en varias ocasiones que Margarita no tiene en ningún caso intención de abdicar, pero quizás haya llegado el momento de que su hijo mayor asuma más funciones y de ahí que haya decidido retirarse de una de las cuestiones en las que hasta ahora más implicado estaba.

Federico de Dinamarca
La familia real danesa en una imagen de archivo / Gtres

Lo último en Casa Real

Últimas noticias