UN ACTO ENTRAÑABLE

Camila Parker se convierte en Papá Noel con un bonito homenaje a la Reina Isabel

Reina Camila
La Reina Camila en un acto en Londres. / Gtres

Camila Parker-Bowles ha adelantado casi un mes la llegada de la Navidad, pero por una buena causa. Apenas unos días de debutar como Reina Consorte en la visita de Estado del presidente de Sudáfrica al Reino Unido, la esposa de Carlos de Inglaterra ha hecho entrega a un grupo de niños de algunos de los cientos de ositos Paddington de peluche que el pasado mes de septiembre numerosos británicos depositaron a las puertas del Palacio de Buckingham y otras residencias reales en recuerdo de la Reina Isabel. Hay que tener en cuenta que el osito Paddington, además de casi un emblema nacional, fue uno de los protagonistas de un divertido spot en las celebraciones del Jubileo de la monarca en el mes de junio, en el que además aprovechó para darle las gracias a la soberana, “por todo”, en sus setenta años de reinado.

La nueva Reina Consorte ha querido entregar algunos de estos ositos personalmente en uno de los jardines de infancia de una organización benéfica fundada en 1866 para ayudar a los niños en situación de vulnerabilidad y de la que Camila ejerce ahora como patrona de honor en sustitución de Isabel II. En este acto, la esposa de Carlos III ha estado acompañada por Karen Jankel, hija del autor de los populares libros de Paddington, así como por dos de los actores del filme sobre este personaje que se estrenó hace algunos años.

Tal como han confirmado desde la Casa Real, todos los ositos han sido lavados y preparados para que tengan el mejor aspecto posible antes de llegar a su nuevo hogar. Hace algunas semanas, también revelaron que se les estaba cuidando en diferentes lugares como el Palacio de Buckingham, Clarence House y la guardería de Royal Parks en Hyde Park hasta que se trasladen con sus nuevas familias.

Camila Parker-Bowles
La Reina Consorte con los ositos Paddington. / Gtres

Durante el acto, Camila Parker-Bowles ha demostrado, una vez más, su simpatía y cercanía, así como su especial dedicación con los más pequeños. En más de una ocasión se ha comentado que la Reina Consorte siente mucha ternura con los niños y que se deshace en gestos de cariño con sus nietos. Algo que, por cierto, comparte con el Rey Carlos. De hecho, ella misma ha dicho que el monarca disfruta mucho en su faceta de abuelo y que le gusta leerles cuentos y «poner voces».

La Reina Consorte ha entregado personalmente los ositos a muchos de los niños y se ha parado a hablar con algunos de ellos, a los que ha indicado que tienen que cuidarlos bien. Además, ha estado un rato en el centro de estudios, donde se la ha visto muy cómoda y sonriente. Sin duda, un nuevo papel en el que toma el relevo de la Reina Isabel de la mejor manera posible.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias